Publicidad Bajar al sitio
Literatura

Viaje a lo desconocido

El club de libros Escape a Plutón es una nueva opción para descubrir lo más “salvaje” de la literatura contemporánea

Por María Luján Torralba

Un encuentro para aquellos que desean conocer la escena editorial actual, un espacio de recomendación y curaduría literaria, una propuesta para descubrir nuevos autores y una oportunidad de sorprenderse con un texto alucinante mes a mes. Todo esto es Escape a Plutón, el club de libros que ya lleva más de dos años sumando socios.

“La idea fue trabajar con un diseño seductor, con un discurso atractivo y pensar en el lector del siglo XXI, cuyo abanico de intereses es transdiciplinario, va de la literatura a la música, pasando por el teatro o el cine. En resumen, un club de libros podía ser algo dinámico, joven, divertido, arriesgado, y esa es la impronta que buscamos darle”, cuenta Martín Jali, director de Escape a Plutón, con respecto a los inicios y objetivos del club. Además, explica que esta comunidad literaria le permite fusionar la sugerencia y venta de libros y el contacto con editores y autores y su promoción.

Cómo funciona es mucho más sencillo de lo que parece. Escape a Plutón recomienda un libro mensualmente, tanto en su colección Literatura salvaje, destinada al público adulto, como en Plutón Infantil. Ese es el libro que los socios reciben en la puerta de su casa, entre el 10 y el 20 de cada mes, vía Correo Argentino. “Los socios tienen la libertad de cambiar, sumar obras al pedido de la Feria de libros, que se renueva periódicamente, o simplemente cancelar la selección avisándonos por email. Después, no queda más que ponerse cómodo y esperar que el libro Plutón aterrice en nuestra casa”, dice Jali.

 “Literatura salvaje” no es solamente el nombre de la selección para mayores, sino que también es un lema de Escape a Plutón. “Se trata de literatura arriesgada, bien ecléctica, contemporánea, que coquetea con otras áreas. Para saber bien de qué se trata, no les va a quedar otra que hacerse socios”, propone el joven escritor y periodista. La selección de textos abarca desde libros de crónicas hasta diarios de viaje, novelas, libros de cuentos y cómics. Además, el club busca ediciones b, alguna obra extraña de algún autor de culto o armar selecciones conceptuales en relación a la época del año o determinado género literario, por ejemplo.

Siempre está bueno escaparse a algún lugar. Y la literatura es un viaje que abre las puertas de la percepción. Jali y el equipo de Escape también lo consideraron de esta manera e inspirándose en este concepto surgió la denominación del club. Confiesa: “La idea de viaje como un trip a lo desconocido, a lo que está más allá, para mi tiene un poder de atracción muy grande. Y los textos que recomendamos se pliegan a esa imagen. A la hora de pensar un nombre, Escape a Plutón era ideal: te recomendamos textos que son como un viaje espacial a un planeta lejanísimo, una verdadera aventura. No sabés con que te podés encontrar y eso es lo divertido.”

“Diane tenía razón, el mundo está cambiando, la música está cambiando, las drogas están cambiando. Incluso los hombres y las mujeres están cambiando. Dentro de mil años ya no habrá hombres y mujeres, sólo personas.” Reflexiona Renton en el film Trainspotting. Y si, el mundo está cambiando, y también cambia la forma de vender y difundir libros. Nuevos proyectos como librerías en casas, espacios virtuales y redes sociales son utilizados como puentes para conectarse con el universo editorial y con libreros y escritores. Estos nuevos emprendimientos han surgido en el último tiempo paralelamente a que algunas librerías más tradicionales han cerrado. Según Jali: “No veo, todavía, una crisis del espacio que entendemos por librerías, aunque, cada vez más, parece necesario que complementen, como lo hacen, la venta de obras con propuestas gastronómicas, eventos y presentaciones. Tampoco olvidemos que ha sido un año difícil para el sector editorial, como lo fue para otros sectores económicos. Lo que si me parece es que van apareciendo nuevas ideas y que las librerías clásicas representan un modelo un poco avejentado. Las posibilidades se diversifican cada día más y lo siguen haciendo. Está bueno que así sea, para que dejar el CV en Yenny deje de ser la única manera de trabajar y formarse en el rubro.”

En esta línea se perfilan los nuevos proyectos de Escape a Plutón ya que el año que viene planea afrontar un nuevo gran desafío que es renovar la página y lanzar una colección de libros electrónicos. “Los ebooks están en el radar de Plutón”, concluye Jali.

Por último, entre los elegidos para el 2015, Martín Jali sugiere: “Zanzíbar, de Thibault de Montaigu, un joven autor francés, hasta ahora inédito en castellano. Ultra recomendada, una suerte de pesquisa que pone el ojo en la historia de dos periodistas franceses que deciden dejar el oficio para estafar, de alguna manera, a hoteles y resorts de todo el mundo. Es una novela de viaje y un falso policial, pero también, diagrama como pocos textos el estado que atraviesa el periodismo en el siglo XXI. También, recomiendo Éramos unos niños, poesía de Patti Smith, El asesino de Chanchos y 222 patitos, de Luciano Lamberti y Federico Falco, grandes cuentistas cordobeses con obras que acaban de ser reeditadas por Nudista y Eterna Cadencia, a Horacio Castellanos Moya, a Martín Arocena (su novela La pelusa, editada el año pasado, pasó casi desapercibida) a Mario Levrero. Y en materia de ensayo, Caja Negra acaba de lanzar una hermosa colección llamada Futuros próximos. ¿Con qué libros? Volverse público, de Boris Groys y Los condenados de la pantalla, de Hito Steyerl. Podría seguir mucho más, pero mejor detenerse.”

×