Publicidad Cerrar X
Viajero Bacanal

Vacaciones eróticas

Los museos del sexo ya son un atractivo turístico en importantes ciudades del mundo, con su combinación de arte y educación.

Por Maria Gabriela Juarez, miembro del Departamento de Sexual Wellness de preservativos PRIME Argentina.

Se puede discutir sobre el origen de la humanidad, pero, independientemente de si descendemos de los monos o de Adán y Eva, una cosa está clara: sin el sexo no existiría la vida. El sexo es atemporal, pero lo que sí ha cambiado mucho a lo largo de los siglos es la manera en que vivimos el erotismo.

Quien crea que hoy en día el mundo es más liberal, debería visitar algunos Museos de Sexo: unos 4000 años de civilización enseñan que algunas culturas fueron más libres y abiertas en cuanto al sexo que otras. Nueva York, Moscú, Amsterdam y más: si las vacaciones nos llevan a alguna de estas ciudades, son un punto turístico a sumar en el recorrido.

Museu Del’Eròtica, Barcelona
Se inauguró en 1997 y ya es un clásico en esa ciudad. En este museo se pueden encontrar pinturas, esculturas, bocetos, piezas arqueológicas y muchas cosas más relacionadas al al sexo. Pasando por todos los tiempos, antiguos y modernos.  Se convirtió en una visita obligada para el turismo.

“El Templo de Venus”, Ámsterdam
El museo pionero en esta temática, se destaca en el ámbito del amor sensual, con una amplia colección de imágenes eróticas, cuadros, objetos, grabaciones, fotos e incluso atracciones. Todo coleccionado por sus propios dueños y expuesto en su casa del siglo XVII, situada en la calle Damrak.

Jeju Loveland, Corea del Sur
El «Parque temático del placer» ha revolucionado el concepto del destino turístico por excelencia de Corea del Sur. Existen más de un centenar de grandes esculturas en posturas eróticas, creadas por estudiantes de arte de la Universidad Hongik. También se pueden ver videos, aplicaciones interactivas y exhibiciones de contenido sexual, que van rotando.

La isla de Jeju tiene además el atractivo de su paisaje volcánico y cascadas, muy distinto a la península coreana. Según sus creadores, la idea es que los visitantes se diviertan, interactúen con las esculturas y se tomen fotos.

Museo “Punto G”, Moscú
Aunque en Rusia muchos temas relacionados con la sexualidad parecen seguir siendo tabú, en 2011 siguiendo tendencias del mundo, abrieron este museo en Moscú. Paradójicamente, es el más grande de los existentes en el mundo, con
una combinación de museo de arte, tienda erótica y café, donde además se imparten seminarios sexuales.

El Museum of sex, New York
Es uno de los museos sexuales más famosos del mundo ya que rompió todo tipo de esquemas. Está ubicado en la Quinta Avenida y contiene más de 15.000 objetos que incluyen fotografías, maquinas sexuales, condones ‘vintage’, entre otros objetos relacionados con la conducta sexual humana. Este museo nos muestra claramente la evolución del sexo en el tiempo.

×