Publicidad Bajar al sitio
General

Una instalación que materializa la música

“Filling Spaces” representa cómo la dulzura de una melodía en el piano puede esparcirse por el espacio con una forma y un color.

En su serie de fotografías titulada “Filling Spaces”, el diseñador gráfico y pianista Federico Picci imagina la música materializada como burbujas delicadas de color rosa viejo. Como siguiendo una canción melódica, las esferas de ensueño flotan a través del aire, saliendo del piano y ocupando cualquier espacio vacío con su presencia etérea.

Amueblado únicamente con un piano de ébano, un gramófono, una mesa, un set de sillas y un busto neoclásico; el amplio salón presenta grandes espacios vacíos, que Picci llena con los globos rosa pálidos. La instalación parece estar en movimiento; desde la escapada de los globos del piano hasta su presencia en los rincones de la sala luminosa, ablandando el espacio con su delicadeza y feminidad.

“Este concepto empezó como un estudio personal de la conexión entre la luz y el espacio”, explica el artista que tiene experiencia de músico. “Quise demostrar cómo algo inmaterial como la música puede llenar el cuarto con su belleza. Siempre intenté imaginar cómo sería la música que toco si tuviera una forma, un color, una masa o incluso un aroma”. Como seres humanos, somos incapaces de verla pero podemos sentirla a través de nuestra infinita imaginación.

 

×