Publicidad Bajar al sitio
Moda

Una fiesta de color, dulzura y eterna niñez en el desfile de Ágatha Ruiz de la Prada

La pasarela de la Fashion Week Madrid se vio iluminada con un despliegue de golosinas, sonrisas, colores, texturas y el ambiente de fantasía tan característico de la diseñadora española.

La cabeza de la diseñadora española Ágatha Ruiz de la Prada es una fuente inagotable de creatividad, color, alegría y eterna niñez. Así lo demostró una vez más en su desfile en la Fashion Week Madrid donde sorprendió con un increíble despliegue que parecía una fiesta de cumpleaños infantil repleta de fantasía y dulzura.

AGATHA VA

Una vibrante mezcla de colores, texturas y formas invadió el escenario en el que aparecieron trajes de cupcakes, tortas, macarons, vestidos candy, donas y una serie de golosinas que deben de haber tentado a los más golosos. Corazones brotaban de las cabezas de las modelos – que a diferencia de las clásicas, iban con una sonrisa de oreja a oreja – y otros flotaban en el aire con globos de helio.

Cada vestido es único, tanto por el patrón como por la labor previa de investigación y experimentación; y así es como logró posicionar su marca, con una personalidad tan llena de luz, imposible de imitar. La carta de tejidos lleva texturas divertidas, como el lúrex, lentejuelas y neoprene, y otras más serias como el terciopelo de algodón, muselina y shantung de seda. En lugar de bordados o apliques de hilo, ella prefirió decorar sus trajes con granas de colores, toppings y macarons.

Pueden ver acá las imágenes que tomó la revista Elle de España.

AGATHA VA1 AGATHA VA2 AGATHA VA3 AGATHA VA4 AGATHA VA5

 

×