Publicidad Bajar al sitio
Conocer

Un paseo por Sevilla: 10 actividades para enamorarse de la ciudad

Te llevamos a recorrer los lugares imperdibles de la ciudad española, que ganó el primer puesto como el destino recomendado para el 2018.

Sevilla es una de las ciudades más lindas de Europa. La capital de Andalucía, en España, es un destino muy pintoresco que atrae visitantes de todo el mundo por su historia, su arquitectura, su arte y su exitosa capacidad de fusionar tradición e innovación.

Asimismo, se encuentra en el primer lugar entre los destinos recomendados para el 2018 por Lonely Planet, ya que en este año se celebran los 400 años del nacimiento del pintor barroco Esteban Murillo. Además, la ciudad será sede de la edición 31° de los Premios de Cine Europeo y fue elegida como locación para filmar Juego de Tronos.

Su casco antiguo es uno de los más grandes de Europa, con un despliegue de edificios históricos, espacios culturales y monumentos como su Catedral, el campanario de Giralda, el Alcázar y la Torre de Oro. Además, ofrece espacios, como la imponente Plaza de España, para pasear y admirar su estilo bohemio mientras se respira un aire de tranquilidad.

En la gastronomía, los bares y restaurantes sevillanos consiguieron incorporar las últimas tendencias y modas culinarias sin perder sus tradiciones, como las tapas.

Si están planeando conocer la ciudad española de más importancia este año, les compartimos 10 lugares que no pueden perderse (y un par de fotos para que se enamoren por completo):

1. VISITAR EL REAL ALCÁZAR

El Real Alcázar es probablemente el sitio más importante de Sevilla. Se trata de un palacio hermoso rodeado de una muralla que se edificó durante la Alta Edad Media, cuando la ciudad se llama Ixbilia. Como se puede apreciar, tiene gran influencia del arte islámico – ya que se construyó en el siglo 14 por reyes moros – y algunas partes tienen un gran parecido a la Alhambra de Granada.

Como curiosidad, es el palacio real con uso más antiguo de Europa. La familia real española se aloja acá cuando están de visita por Sevilla. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, distinción que reconoce su increíble belleza y patrimonio histórico.

Es un lugar que merece un par de horas de paseo, admirando el trabajo en azulejos que datan del siglo 16 y vagando por sus encantadores jardines. Se recomienda sacar ticket con tiempo, y evitar visitarlo en verano ya que hace demasiado calor.

sevilla2 sevilla4

2. PASEAR POR LA PLAZA DE ESPAÑA

Es una de las plazas más reconocidas y pintorescas de España y probablemente de toda Europa. Fue construida para la exhibición ibero-americana de 1929 y presenta una arquitectura neo-mudejar. Más que una plaza se trata de un conjunto arquitectónico, y en sus bancos aparecen representadas todas las provincias de España en paños de azulejos. Sus muros están decorados con bustos de españoles ilustres. Se trata de un auténtico homenaje al país.

Lo más recomendado e interesante es conocer la ciudad desde un bote. La plaza tiene un canal de remo que permite admirar la belleza de la plaza y sus construciones – sus edificios de ladrillos, sus fuentes, torres y puentes con azulejos – desde una perspectiva diferente.

sevilla5 sevilla8 sevilla

3. ADMIRAR LA CATEDRAL DE SEVILLA

Se trata de la catedral gótica con la superficie más grande del continente. Igual que el Real Alcázar, es Patrimonio de la Humanidad desde 1987. La catedral, que se empezó a construir en el siglo XV, acoge los restos de Cristóbal Colón y de varios reyes de Castilla, como Alfonso X “el Sabio”. En aquel mismo espacio, antes de su construcción, había una mezquita levantada durante el reinado musulmán.

sevilla9 sevilla10

4. OBSERVAR LA CIUDAD ENTERA DESDE LA GIRALDA

La Giralda es el campanario de la Catedral de Sevilla y uno de los lugares que ofrece las vistas más imponentes. Con 101 metros, es la torre más alta de la ciudad y, durante varios siglos, fue la más alta de Europa. Se recomienda subir (los domingos es gratis) para disfrutar de las vistas panorámicas más espectaculares de Sevilla.

sevilla7

5. PERDERSE POR EL BARRIO DE LA JUDERÍA (Santa Cruz/ San Bartolomé)

La Judería de Sevilla es el nombre que se le da a una parte de la ciudad comprendida por los barrios de Santa Cruz y San Bartolomé. Es una zona con un gran componente histórico: fue la residencia de la comunidad judía de la ciudad desde la reconquista de Sevilla hasta la expulsión de la misma por los Reyes Católicos en 1492.

Este barrio encantador tiene los balcones y callejones más lindos, con casitas de colores: perfecto para perderse entre sus calles y descubrir joyas escondidas. Es ideal relajarse en uno de sus bancos, bajo los naranjos o tomar un café en las mesas de afuera antes de que el pueblo tome su siesta.

sevilla12 sevilla13 sevilla11

6. VISITAR EL METROPOL PARASOL (Un mirador moderno)

En el “Mirador Setas de Sevilla” (así se lo llama por la forma que presenta similar a la de los hongos) se puede obtener una vista panorámica de 360 grados a 28,5 metros de altura de la ciudad, con una pasarela de 250 metros. Es un enclave moderno que supo convivir con la arquitectura histórica del lugar, regalándole este doble componente moderno-antiguo.

La estructura fue diseñada por el alemán Jürgen Mayer, como propuesta de restauración de la plaza de la Encarnación, iniciada en 2005 y finalizada en 2011. En su base cuenta con un mercado de locales comerciales y el museo Antiquarium, que contiene el yacimiento arqueológico más importante de la etapa romana de Sevilla.

sevilla15 sevilla16

7. ENAMORARSE DEL BARRIO DE TRIANA

Triana es uno de los barrios más conocidos de Sevilla, ubicado en la orilla del río Guadalquivir. Es famoso por ser la cuna de toreros, cantantes y bailarines de flamenco, con un estilo propio en este arte. La vía más corriente para acceder al ilustre barrio es el Puente de Isabel II, conocido como el Puente de Triana – el puente de hierro más antiguo de España -, que lo une con el centro de la ciudad. Una vez cruzado el puente nos encontramos con la Plaza del Altozano, y una de las vistas más completas de Sevilla, con la Maestranza, la Torre del Oro y la Giralda.

Es imperdible el paseo a lo largo de la Calle Betis, paralela al río y que ofrece las mejores vistas al skyline sevillano del casco histórico. Define el carácter sevillano el uso y la decoración cerámica, es en este barrio donde  se encuentra la sede del Museo de la Cerámica.

sevilla17 sevilla18

8. NOCHE DE FLAMENCO Y TAPAS

El barrio de Triana es ideal para disfrutar de una noche de flamenco, a pura música, energía y baile. Se puede empezar comiendo en el Mercado de Triana, en el que se disfruta desde la cocina típica hasta la japonesa, pasar por una cervecería popular como La Grande y luego entregarse a una noche bien sevillana disfrutando de un espectáculo de flamenco en Lo nuestro Casa de Anselma.

Sevilla es una de las ciudades más reconocidas por sus tapas, clásicos platos españoles. El bar Las Columnas, con tapas caseras, es una opción barata para vivir una experiencia local. Por la calle Mateos Gagos, la Taberna Álvaro Peregil es un lugar ideal para hacer una parada rápida y degustar su vino de naranja o probar su montadito de “pringá”. Casa Morales, una antigua bodega en la calle García de Vinuesa que conserva las tinajas originales, es templo del tapeo en Sevilla: la ensaladilla rusa, es una de sus especialidades.

sevilla19 variedad de tapas espaolas

9. VISITAR CASAS HISTÓRICAS

La casa de Pilatos, un palacio del siglo XV te va a permitir descubrir un poco más de historia de la ciudad. Es el conjunto residencial privado más grande de la ciudad y permite hacerse una idea de cómo vivían las élites en los siglos XVI y XV. Otro lugar recomendado es el Palacio de las Duenas, para realizar un rápido viaje al pasado y descubrir el detalle en la decoración con cerámicas. Los fanáticos del pintor Diego Velázquez pueden conocer su casa, ubicada en el número 4 de la calle Padre Luis María Llop, con una inconfundible fachada amarilla.

sevilla21 sevilla22

10. RESPIRAR EL AIRE BOHEMIO EN LA ALAMEDA DE HÉRCULES

La Alameda de Hércules es uno de los paseos más importantes del casco antiguo, y el jardín público más antiguo de Europa. Está rodeado de álamos, contiene en su parte central sur dos columnas romanas con la imagen de Hércules, fundador de Sevilla, y en la Julio César, quien honró la antigua Híspalis con su visita.

Se trata de uno de los lugares que se escapa del carácter sevillano, ofreciendo una escena alternativa de la ciudad. Mayor diversidad, vanguardia y cultura urbana, un aire bohemio; todo esto hace de este espacio una oferta diferente de ocio y disfrute. Es otra de las zonas vivas de la ciudad con muchos tipos de bares y terrazas.

Recomendados: Estraperlo, un lugar peculiar donde se puede comprar productos únicos, disfrutar de una comida casera o aprender a cocinarla uno mismo. El Bar Eslava se destaca por reinventar las tapas y platos tradicionales. Hay que probar su exitoso “huevo sobre bizcocho de boletus y trufa” y “cigarro de Bécquer”.

sevilla23 sevilla24

 

 

×