Publicidad Bajar al sitio
Estilo

Un invierno caliente con el “sleep dress”

El vestido que adoraban las supermodelos en los 90´s vuelve para poner un punto íntimo y personal en los looks más abrigados.

Olvidate de  todo cuanto crees que sabes sobre el sleep dress, porque éste 2017 se reinventa. Es sabido que en apariencia –tejido liviano y con algo de brillo (piel de ángel, satén o seda), tirantes delicados– es el mismo, pero no en esencia.

Si en los 90 explotó como una pieza rebelde y naturalidad por parte de las supermodelos y estrellas de Hollywood, ahora se convirtió en un recurso más del mainstream sexy que lucen sin verguenza las “chicas del momento”; entre ellas: Kendall Jenner, Hailey Baldwin, Selena Gomez, entre otras. 

Kate Moss o Gwyneth Paltrow (sólo algunas) lo llevaron sin ser conscientes de que estaban imponiendo uno de los códigos estéticos más relevantes de los 90 bajo el contexto minimalista, el leitmotiv que lo influenciaba todo por aquel entonces.

Una de los beneficios del sleep dress es usarlo como base para ir mixeando looks a partir de superposiciones, para combinar texturas, colores y situaciones. La postura que defienden las “figuritas del momento” promete traducirse en éxito; se trata de saber elegir las bondades del vestido lencero al uso y añadirle una buena dosis de rock con escotes más jugados; encajes, bajos deshilachados o cinturas elásticas.

sleepdress4sleepdress8

sleepdress1sleepdress2sleepdress7sleepdress5

×