Publicidad Bajar al sitio
Conocer

A los 70 años, un artista esculpe a mano el interior de las cuevas de Nuevo México

Ra Paulette pasó los últimos 25 años creando “santurarios naturales” en las cuevas de arenisca; que pretenden ser un lugar de renovación espiritual para sus visitantes.

Con un par de herramientas de mano y la compañía de su perro, Ra Paulette dedicó más de un cuarto de siglo al arte de excavar y tallar cuevas escondidas en los acantilados de arenisca en Nuevo México.

A sus 12 obras ya concluidas, el artista autididacta de 75 años las describe como “santuarios de tierra salvaje, masivos en escala y poéticos en sus diseños”. Escondidas detrás de las estrechas aberturas de las cuevas, se pueden presenciar patrones arremolindos, paredes texturadas y curvas dramáticas.

Su obra más importante – “Luminous Caves” – es la más ambiciosa de todas; con más de 8400 metros cuadrados y columnas que llegan a los 12 metros de altura; usando la yuxtaposición de opuestos, con espacios inmensos y otros muy estrechos. Comenzó siendo un proyecto personal, una pequeña capilla para relajarse en la soledad. Pero su creatividad creció y la transformó en un gran espacio subtrerráneo que pretende ser un lugar de renovación espiritual para sus visitantes. El artista planea pintar las paredes y colocar una cascada y una pileta.

Sus obras fueron material muy rico para la creación de un documental llamado “Cavedigger”, nominado a los premios de la Academia en 2014. El film sigue el trabajo detallado de su artista y denomina a sus cuevas como “la octava maravilla del mundo”.

“Mi proyecto es tanto artístico como ambiental. Usa sólo la belleza del mundo natural para crear una experiencia que incentive a la renovación espiritual y el bienestar personal. Es una culminación de todo lo que aprendí y sobre lo que soñé al crear las cuevas”?, explica Paulette

×