Publicidad Bajar al sitio
General

Un abuelo es voluntario en un hospital abrazando y cuidando a bebés prematuros

A sus 82 años, David Deutchman decidió ayudar en la sala de cuidados intensivos en el hospital de Atlanta realizando una tarea sencilla pero muy necesaria.

El paso de los años transforma mucho a las personas. David Deutchman trabajó en el área de Marketing durante gran parte de su vida, pero en un momento determinado decidió que quería hacer algo más. Y es así como se le ocurrió acercarse el hospital de Atlanta para realizar una tarea muy sencilla pero sumamente necesaria: sostener, abrazar y cuidar a los bebés en la sala de cuidados intensivos del hospital, aquellos recién nacidos que no pueden estar con sus familias.

A sus 82 años, y llamado “Abuelo ICU” en el hospital – como se denominan las salas de unidades intensivas en inglés .-, el hombre se acerca hace 12 años, 2 veces por semana para realizar su labor voluntaria con mucho amor.

“Es muy gratificante no sólo porque los bebes lloran y vos podés ayudarlos a que dejen de llorar”, dijo David a la revista People, “hay muchos beneficios de esa conexión de ser sostenido, como cuando un recién nacido pone su cara contra el latido de tu corazón. Llegué a amarlo, pero no sólo por esa interacción con los bebés, sino por toda la atmósfera del hospital”.

abuelo

Deutchman, que está casado, tiene dos hijos y dos nietos, no solo ayuda a los recién nacidos, sino que también pone gran empeño en ofrecer apoyo a las madres preocupadas que lo necesitan en esos momentos. “Hablo con las madres y a veces agarro sus manos, porque sostenerle la mano a una madre es tan importante como sostener un bebe”, dijo a People. “Estos padres tienen mucho estrés. Tener a alguien que les diga que pueden ir a desayunar y asegurarles que alguien va a estar con su recién nacido significa mucho para ellos. Es importante”.

abuelo4

Si bien el hombre realiza este trabajo hace más de una década, fue a través de una madre en particular que su historia se hizo conocida. Su hijo, Logan, había nacido a las 25 semanas pero ella tenía que volver a su casa todas las tardes para estar con su hija mayor. Una vez, volvió preocupada al hospital y, al ver a David sosteniendo al bebé que dormía en sus brazos, sintió mucha emoción y ternura. Le sacó una foto a la escena que se compartió en la página del hospital, llegando a los 65 mil compartidos y 145 mil “Me Gusta”.

“Cuando llego al estacionamiento del hospital, nunca sé que es lo que voy a ver, a quién voy a conocer o con que desafío me encontraré”, explica. “Siempre cambia, pero si hay algo que pueda hacer para asegurarme de que la gente está bien cuidada, entonces eso es lo que haré”.

abuelo2

×