Publicidad Cerrar X
General

Tratamientos para la quemadura de la piel

El verano y la exposición prolongada al sol resecan la piel y la pueden escamar. En esta nota les compartimos algunos consejos para evitar que la piel se pele e irrite por el sol.

El verano es tiempo de sol, playa, pileta, descanso, y mucho aire libre. ¡Por eso lo queremos tanto! Pero todo beneficio y diversión tiene su cara peligrosa: las quemaduras de sol. En medio del éxtasis de la playa y las ganas de tomar un lindo color, la mayoría suele olvidarse de cuidarse. Y, en lugar de lograr ese quemado lindo que buscan, terminan con la piel completamente escamada y manchada. 

Para evitar terminar pelados y con la piel lastimada, les compartimos algunos consejos para que puedan disfrutar del sol y de la playa de forma sana.

1. PRIMERO, LO PRIMERO: EL PROTECTOR

Cada piel es distinta, pero todas tienen algo en común: la exposición directa al sol las daña mucho. Quizás no somos conscientes de los efectos porque estos suelen aparecer años más tarde. Pero, si conocemos los riesgos – arrugas o enfermedades como el cáncer de piel – ¿por qué no preveerlos y evitarlos desde hoy? 

Nunca hay que tomar sol sin protector. Además de ser sumamente dañino a largo plazo, esta medida enrojece la piel y la irrita mucho, inhabilitando el sol en los próximos días por el dolor que genera la exposición de la piel lastimada. El creciente calentamiento global y debilitación de la capa de ozono generó que, hoy en día, el sol queme mucho más que cuando nuestros padres eran chicos. Esto exige que se aumente el factor de protección solar, que no debe ser nunca menos de 20-30, dependiendo la tonalidad de la piel.

Observaciones:

  • Aplicar el protector generosamente por todo el cuerpo y cara media hora antes de la exposición solar.
  • Volver a aplicar el producto cada dos horas y después de cada baño.
  • Los protectores una vez abiertos comienzan a perder cualidades, por lo que se recomienda comprar protectores solares nuevos cada año.
  • No tomar sol al medio día entre las 11:00 y las 16:00 hs. 
  • Las pieles claras son mucho más sensibles al sol que las oscuras y suelen quemarse más que broncearse. Estas, con un nivel de radiación alto (8-10 UVI) deben utilizar un índice de protección 50+ y no pueden estar expuestos al sol sin protector durante más de 20 minutos sin quemarse.

2. EL BAÑO POST- SOLAR

Lo primero que hay que hacer es darse una ducha con agua muy fría. Esto ayudará a que la piel muerta se vaya cayendo de forma más tardada y pareja, de manera que no se verán parches de piel, sino que se irán yendo poco a poco sin que la piel se vea tan manchada. Además, el agua fría hace que en el proceso de descamación de la piel no arda (el agua caliente irrita la piel) y pique lo menos posible. 

Al limpiar descamación de la piel, es recomendable evitar el uso de materiales abrasivos como esponjas o piedras pomez. Estos permiten que se retire rápidamente la piel escamada, pero también pueden dañar la piel sana y causar una infección. Después del baño, lo mejor es darse unas palmaditas en seco con una toalla, evitando telas ásperas o frotar la piel.

3. ¡NO RASCARSE!

Cuando estuvimos mucho al sol y estamos cerca de pelarnos la piel nos pica mucho. Pero, por más de que cueste, hay que evitar rascarse a toda costa porque, si lo hacemos, la piel se descamará de forma despareja y quedarán manchas feas a la vista. Para los momentos de picazón, lo mejor que se puede hacer es colocarle hielo a la piel lastimada o rociar agua helada con un spray por las partes que pican. Esto ayuda a refrescar y evitar que la picazón empeore. 

4. FUNDAMENTAL: LA HIDRATACIÓN

Para los momentos en que la piel está quemada y lastimada, se recomienda el uso de cremas con poco olor, ya que con ellas hay menos probabilidades de irritar aún más la piel. Las cremas con vitamina E, extracto de cactus, manteca, chocolate o aloe vera son las mejores opciones. Es importante colocarla sobre TODO el cuerpo luego del baño, cuando este se encuentre limpio para que la absorba mejor. 

El aloe vera es esencial para quemaduras extremas que ya presentan pelado. Esta loción (en gel es mejor todavía) restaura la fuerza y la flexibilidad de la piel dañada y reduce al mínimo la cantidad de piel escamada. 

  • Cuando la mayor parte de la piel quemada por el sol se ha pelado, es recomendable utilizar una crema hidratante que contiene una pequeña cantidad de ácido alfa hidroxi. Esto ayudará a exfoliar las células muertas sin dañar la piel sana que requiere de mucho cuidado porque es más sensible.

5. 10 VASOS DE AGUA AL DÍA

El agua es esencial tanto para el funcionamiento del organismo como para el aspecto exterior del cuerpo. Y la piel depende de ella al 100%. Para una hidratación completa hay que beber por lo menos 10 vasos al día, para que la piel sane rápido. Si la piel no se encuentra hidratada desde adentro tanto como afuera, se resercará y se pelará mucho más rápido y en partes más chiquitas, por lo cual el efecto de manchas sin piel será aún más notorio.  

 

×