Publicidad Cerrar X
Territorios

The Ice Bucket Challenge

Una divertida propuesta destinada a recaudar fondos para la investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica se viralizó entre los famosos, sumando millones de dólares para la causa.

Por Sandra Martínez

En una interesante vuelta de tuerca a los videos virales, The Ice Bucket Challenge (“el reto del balde de hielo”) se puso de moda entre los famosos y, en el camino, recauda millones para una buena causa. La campaña tiene como fin juntar fondos para las investigaciones de la cura de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA, o ALS en sus siglas en inglés), y el desafío es simple: grabar un video vaciándose un balde de agua helada en la cabeza, realizar una donación a favor de la organización ALSA y luego nominar a tres personas para que lleven adelante el reto.

Lo que comenzó como una sencilla movida solidaria entre amigos y familiares de personas afectadas por la enfermedad, se volvió un furor cuando las celebridades se sumaron y comenzaron a nominar a sus amigos famosos. Entre las primeras entusiastas estuvieron las cantantes pop Taylor Swift y Jaime King, que junto con su equipo donaron U$100 por cabeza y se divirtieron bastante.

writeFlash({“src”:”http://www.youtube.com/v/FS8PHyZoah4″,”width”:”350″,”height”:”288″});

 

 

 

 

 

 

 

En unos pocos días, estrellas del espectáculo, la música, el deporte y la tecnología comenzaron a subir sus propios videos, y muchos se esforzaron por ser originales. Bill Gates no pudo con su genio geek e inventó un dispositivo especial, además de filmar un video con varios ángulos de cámara y hasta cámara lenta.

writeFlash({“src”:”http://www.youtube.com/v/XS6ysDFTbLU”,”width”:”350″,”height”:”350″});

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El de Lady Gaga fue breve, ligeramente inquietante y silencioso, aunque la diva pop sumó información para realizar las donaciones y sus nominaciones al compartir el video en su cuenta de Facebook.

writeFlash({“src”:”http://www.youtube.com/v/BHcWc7oIohE”,”width”:”350″,”height”:”288″});

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero sin dudas el premio al mejor Ice Bucket Challenge es para los integrantes de Foo Fighters, que se despacharon con una parodia completa de la famosa escena de Carrie.

writeFlash({“src”:”http://www.youtube.com/v/XLZOjLv0_6k&list”,”width”:”350″,”height”:”288″});

 

 

 

 

 

 

 

Una nueva forma de solidaridad
Cada año, las organizaciones que realizan distintos tipos de trabajo social -investigación de distintas enfermedades, lucha contra la pobreza, protección del medio ambiente, entre otros- deben ingeniarse para captar la atención del público y conseguir donaciones para sus causas. Se realizan maratones, festivales musicales, galas gastronómicas, subastas de arte y muchas veces una importante parte de los fondos paradójicamente se termina gastando en la organización y difusión de esos eventos. The Ice Bucket Challenge, en cambio, es quizás el primer ejemplo de una campaña tan efectiva como de costo mínimo, aunque hay que reconocer que su inmensa popularidad estuvo asociada a un golpe de suerte. Lo cierto que ALSA ya sumó casi 23 millones de dólares en poco más de un mes, cuando su recaudación no suele superar los 19 millones en todo un año. Como siempre, la viralidad tiene sus contras. Mientras que el presidente Obama, nominado varias veces, se negó a participar del reto pero realizó su donación, otros se quedaron sólo con la parte graciosa, despojando la acción de todo sentido. Los críticos ya señalan que teniendo en cuenta los millonarios que compartieron sus videos –Lio Messi, Cristiano Ronaldo, Justin Bieber, Oprah, Stephen Spielberg, Mario Testino- el monto de la recaudación debería ser mayor aún. Es que algunos, como el fundador de Facebook Mark Zuckerberg, interpretaron que recibir el baldazo de agua los eximía de realizar la donación.

writeFlash({“src”:”http://www.youtube.com/v/6TLzOW39WXw”,”width”:”350″,”height”:”288″});

 

 

 

 

 

 

 

Por suerte, el héroe de la gente, Charlie Sheen, se encargó de aclarar los tantos en su propio video, donando U$10.000 y aprovechando para candidatear a tres enemigos, el creador de Two and a Half  Men, Chuck Lorre, su ex compañero de elenco, Jon Cryer y su reemplazo, Ashton Kutcher, con su infaltable cuota de maldad.

writeFlash({“src”:”http://www.youtube.com/v/qat9gR5nrpM”,”width”:”350″,”height”:”288″});

 

 

 

 

 

 

 

Lo importante es que el dinero será destinado a continuar la investigación para combatir la más grave de las enfermedades degenerativas de tipo neuromuscular, cuyo paciente más conocido es el físico Stephen Hawking.

writeFlash({“src”:”http://www.youtube.com/v/1flr0YJb6cU#t”,”width”:”350″,”height”:”288″});

 

 

 

 

 

 

 

En nuestro país, la Asociación ELA Argentina lleva a cabo la misma tarea que sus pares de ALSA. Y con Desafío del balde de hielo o sin él, todos podemos ayudar con donaciones de distintos montos a través de su web

×