Publicidad Bajar al sitio
Conocer

“Swale”, un proyecto alimenticio colaborativo flotante en NY

El jardín flotante compuesto de plantas y árboles con frutos comestibles volverá a funcionar esta temporada ofreciendo alimento gratis a los ciudadanos de Nueva York.

Los espacios verdes son esenciales en las ciudades ya que brindan un lugar de relajación, de contacto con la naturaleza y, consecuentemente, mejoran la calidad de vida de sus habitantes. Ya son muchas las urbes que se sumergieron en proyectos de esta índole, ampliando las zonas verdes y contribuyendo a un ambiente más natural y menos contaminado.

“Swale” es un proyecto alimenticio colaborativo flotante dedicado a repensar la conexión que tiene Nueva York con el medio ambiente. Construido en una plataforma de 40 x 12 metros, Swale contiene un jardín de plantas comestibles. Funciona tanto como una obra de arte como una herramienta social, ya que provee de alimentos saludables, frescos y gratuitos a los ciudadanos.

Comenzó a funcionar el pasado junio, navegando las vías acuáticas de Nueva York y amarrando en varios puntos de la costa para permitir que ingrese la gente y coseche árboles de frutas y otros plantados en las huertas del lugar; y luego se lleve lo que quiera, desde kale y espárragos hasta arándanos y cilantro. Su promotora, la artista su Mary Mattingly explicó que ese mismo jardín no puede realizarse en tierra porque hace un siglo se pasó una ley con fines estéticos que prohíbe cosechar o buscar comida en tierras públicas, para evitar la destrucción de los paisajes públicos.

Swale funcionó durante la temporada de verano de Estados Unidos y se discontinuó con el frío. Pero ahora que comenzó su primavera, el proyecto pretende volver pero con algunos cambios. Se asoció con una compañía de cidra inglesa llamada Strongbow para renovar la barcaza, agregando toneladas de tierra, grava y rocas de lava con el objetivo de crear una atmósfera más “estilo parque”. Además, agregaron 6 manzanos y 400 plantas comestibles variadas. También habrá un programa de intercambio de semillas y un libro de cocina colectivo con recetas para usar los productos que se pueden llevar de ahí. Todo completamente gratis.

 

×