Publicidad Bajar al sitio
Cine y Series

Superhéroes pop

Guardianes de la galaxia rescata el costado camp de las películas de superhéroes. Bienvenidos sean.

Por Sandra Martínez

Hollywood no para de revolver pilas de comics en busca de nuevos superhéroes para aprovechar su racha de éxitos cinematográficos. Cuando anunciaron que la décima película producida por la editorial de los Vengadores sería Guardianes de la galaxia, es posible imaginar que el 99% de los que leyeron la noticia levantaron una ceja en gesto escéptico. Si para los nerds más aficionados a los comics un blockbuster protagonizado por este grupo segundón sonaba extraño, mucho más lo era para los que jamás habían escuchado hablar de Star Lord, Rocket Racoon o Groot. Pero desde Marvel le pusieron todas las fichas al nuevo estreno, y así llegó con bombos y platillos a la pantalla grande. Y resultó una grata sopresa para muchos.

Guardianes de la galaxia cuenta el origen de un equipo compuesto por cinco underdogs que, unidos en un principio por un objetivo único y distintas motivaciones, descubren finalmente que tienen mucho más en común de lo que esperaban. La formación no podría ser más clásica: un líder fachero y carismático, la chica dura y super sexy, el matón (dos matones, en realidad, pero bien distintos entre sí) y el freak ultrainteligente cuyos planes salvan el día, y que en este caso es… un mapache. La aventura, 100% espacial, tampoco ofrece ninguna novedad, y con un estilo muy Star Wars aprovecha para minimizar cualquier anclaje con la Tierra y desplegar, en cambio, una locura de escenarios y razas alienígenas.

Pero lo que hace que Guardianes funcione, es que no se toma en serio y, rescatando el espíritu camp del Batman televisivo de los sesenta, se regocija en la acción pura, en los diálogos graciosos y en una selección de canciones pop setentosas que le otorgan el mejor soundtrack de película de superhéroes desde Flash Gordon. Y pese a que los protagonistas son en realidad una banda de psicóticos y delincuentes, se puede ver con los chicos sin preocuparse por la violencia descarnada y el perfil oscuro que tomaron los superhéroes en los últimos años.

Éxito automático, el fin de semana pasado se anunció en la ComiCon de San Diego que la película tendrá una secuela a estrenar en 2017, donde seguramente sabremos más sobre el misterioso origen de Star Lord y para despuntar el vicio, mientras tanto, habrá también una serie animada. Porque los Guardianes son el supergrupo que el cine necesita, y también el que se merece.

×