Publicidad Cerrar X
Música

Solo jugamos

Con nuevo disco recién presentado y un gran show en La Trastienda, entrevistamos a los integrantes de Poncho, una de las bandas en ascenso más interesantes del momento.

Por Gisela Etlis
Fotos: Juan Carlos Casas

Atrás quedo Please Me y la sintonía los lleva hacia Carnaval, la fiesta, la joda y el nuevo disco de Poncho. “Somos fiesteros”, afirma Leandro Lopatín, mientras que Javier Zuker y Fabián Picciano se ríen y lo siguen en la autodefinición. En una oficina de Pop Art, donde se cocinaron temas como Take My Hand, Music Don’t Stop o Una buena decisión, los chicos del trío que se rehusa a definirse como una banda de música electrónica, reconocen su éxito, y se esmeran por explicar que no son el tipico grupito, ni tienen un método a seguir para hacer lo que les gusta: jugar con la música.


Con invitados como el Chano  Charpentier de Tan biónica, Dread Mar I, Alejandro Álverez, Boom Boom Kid y Catnapp, entre otros, Carnaval es una mezcla de estilos y “bien cancionero”.

 

No son lo que se dice convencionales a la hora de preparar un disco….

Leandro Lopatín: No planificamos, jugamos. Por ahí, cada uno por separado tiene ideas,  material hecho, sonidos, etc. Y después juntamos todo y vemos qué onda. No tenemos una estructura. Todo lo que uno se imagina de una banda, Poncho es todo lo contrario. Jugamos y no sabemos qué va a pasar.

 

¿Les costó preparar este disco bajo la presión que les pudo haber dejado el éxito de Poncho Total?

Javier Zuker: Por ahí tardamos en cerrarlo. Somos muy vuelteros. Si un tema no cierra no lo terminamos,  aunque a uno sólo no le conforme, volvemos a reveerlo.

Leandro: Un tema no se termina nunca. Es como un cuadro para un artista.. Siempre podés volver a retocarlo y darle una pincelada más.

 

¿Se puede describir al fan de Poncho?

Leandro: No podríamos definir a nuestro público porque justamente, no somos nada típicos. Si bien se mantienen los sonidos de música electrónica, mezclamos mucho.

 

En Carnaval hay un par de temas bien dance..

Leandro: Pero no es del todo electrónico. No es musica dance pura, es más rockero. Por ahí un rockero te dice, «esto no es rock» y bueno, la verdad que no. Es una mezcla de varios estilos. Y eso hacemos siempre, jugamos y estamos abiertos a todo.


Javier: Zambala e Intro son los más dance, más puros. Pero es un disco más cancionero.

 

No están encasillados en la música electrónica..

 Javier: Ni ahí. El pibe que va a un after a las 9 de la mañana a escuchar dance ni loco espera que suene Poncho,  pero por ahí ese mismo pibe va a bailar a un boliche donde pasan de todo y le encantan nuestros temas. A mí como DJ me cuesta mucho pasar las canciones de Poncho.

 

¿Que la música electrónica se haya hecho popular, puede significar una evolución del oído humano?

Javier: La música evolucionó a la par de la teconología. Así como un nene hoy aprieta un botón y puede esuchar lo quiera, mientras que  yo sólo hace 15 años que tengo un mail. Ese crecimiento también se dio en la música.. Y hoy la electrónica se hizo mucho más masiva. Pero también porque se mezcló con otros géneros y el oido humano va aprendiento y pidiendo más.

 

El nene aprieta un botón, escucha lo que quiere y después no compra el disco…

Javier: Pero ojo, no está mal. Es una cuestión generacional, porque yo me compro los discos y sé que no es común.

 

¿Por eso Carnaval tiene las letras en el librito?

Javier: Es que yo a veces compro un disco de afuera y me quiero matar cuando lo abro. ¡Loco pongan las letras! A veces aparecen incompletas o las ponen en miniatura todas juntas y no se ve nada… Un garrón.

 

 ¿Como eligen los invitados?

Leandro: A veces hacemos un tema y ya tenemos pensado para quién va a ser pero, por ejemplo, con Chano pegamos onda en un viaje, después nos invitó a tocar con Tan Biónica y se copó con el tema.

A Dread mar I lo escuché yo en la cola de un supermercado y dije «es Miguel Abuelo». Después Javi me dijo quién era, hablamos con él y resultó que era fan de Poncho.

 

Entre shows, fiestas, compromisos y la presentación del disco, ¿cómo se relajan?

Javier: Yo para bajar paseo al perro…

Leandro: Sí, el perro de Zeta nos relaja un montón. Pero también nos vamos de vacaciones por separado porque yo soy muy insoportable (risas).

 

¿El público se aburre de los hits?

Javier: Si hay una canción buena de verdad, después se hace eterna. o pega… Como Get Lucky de Daft Punk.

 

¿Y cuál es el hit de Carnaval?

Javier: Ni la verdad

Leandro: Take My Hand

Fabián: Ni la verdad

 

Viven de lo que aman, que es la música, ¿cuándo cruzan la línea que divide el trabajo del placer?

 

Javier: A la hora de terminar un disco, cumplir con los plazos y cerrarlo, se mezcla la obligación del placer. Vivimos de lo que nos gusta, pero la gente se piensa que porque Please Me fue un éxito, somos millonarios. Y no es así.

Fabián: En todo siempre hay una responsabilidad,  hasta en lo que a uno le gusta, pero nosotros nos divertimos muchísimo arriba del escenario y creo que eso se nota.

×