Publicidad Bajar al sitio
Conocer

Salar de Uyuni, la ilusión de caminar sobre el agua

El inmaculado desierto de sal en Bolivia es el destino ideal para los fotógrafos.

Con una superficie de 10.582 kilómetros cuadrados, el Salar de Uyuni en Bolivia es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo. Luego de la estación de lluvias (entre enero y marzo), la capa de tierra salada que suele estar seca, se moja y se transforma en un espejo gigante, una superficie reflectante que crea la ilusión de estar caminando sobre el agua. Esto lo convirtió en un destino ideal para las fotografías, visitado continuamente por una inmensa ola de viajeros. 

Dependiendo de las condiciones y del estado del cielo – despejado o acompañado por nubes – se crean distintos efectos. La presencia de grandes nubes blancas enriquece aun más el panorama, en el que se puede crear la ilusión de estar caminando por ellas en un espejo brillante y eterno. Su inmensa blancura y pureza lo convierte en un destino para reflexionar, vagar y, por supuesto, un paraíso para los fotógrafos. Sin embargo, ni siquiera las impactantes imágenes son capaces de traducir la sensación tan especial que produce ese inmaculado mundo blanco.

×