Publicidad Bajar al sitio
General

Ryan Weidman, el artista-taxista

Un conductor de autos retrató durante décadas el mundo que veía desde la perspectiva de su taxi en Nueva York.

Un taxista puede ser lo más similar a un cronista de su tiempo y de su lugar. Recorrer las calles es dejar asentada la historia, la vida que no se ve desde cualquier lugar y más si es de la imponente Nueva York, la ciudad que nunca duerme.

Ryan Weidman, fotógrafo y taxista, captó la vida que se manifestaba alrededor de su taxi durante cuatro años regalándonos una singular visión sobre la diversidad cultural que se originó en NY desde la década de los 80 hasta la llegada del nuevo siglo. Modelos, poetas, drag queens, famosos, hombres de negocios y prostitutas. Weideman transformó con talento su taxi en un estudio de fotos altamente funcional. La naturaleza móvil y fugaz de su situación, le permitió poder absorber el espíritu de los tiempos en un estilo individual y espontáneo.

Estas fotos son centros de escena del paso del tiempo, de años a décadas. Mientras los pasajeros vienen y van, el fotógrafo se ubicó en un lugar de constancia, siempre en el asiento del conductor. Él es fotógrafo y protagonista de esta obra (en exceso interesante) de teatro en dinámica evolución.

ryan1 ryan2   ryan5 ryan6

×