Publicidad Bajar al sitio
Agenda

Regalos de San Valentín

Les compartimos 6 ideas originales para que sorprendan a su pareja con algo sencillo, divertido y muy personal.

Se acerca la fecha y a todo enamorado le divierte formar parte del furor amoroso que invade las ciudades. Sin caer en la tradición estricta, en Argentina se festeja el día de San Valentín de una forma más tranquila y sobria; se aprovecha la fecha para malcriar al otro y demostrarle un poquito más de amor que en el día a día. Gestos sencillos, de eso se trata. Argentina no es partidaria de lo ostentoso, cuanto más simple y más casero, mejor.

El tiempo vuela y quedan pocos días para pensar en algo original. Siempre es más fácil comprar algo de ropa o accesorios en algún local, pero jamás tendrá la misma carga emotiva que algo pensado especialmente para la otra persona. Cuanta mayor intervención propia, más especial. Además, estos momentos invitan a pensar mucho en el otro, en sus gustos, sus hábitos, y muchas veces surgen regalos lúdicos, provocativos, divertidos que reflejan sobreentendidos de la intimidad de la pareja. ¡Es genial! San Valentín es una oportunidad para jugar con lo sensual y lo emotivo.

Si bien el abanico de posibilidades es infinito y depende mucho de la persona a la que vaya dirigida el regalo, les compartimos un par de ideas para que inspiren su mente creativa, y sorprendan a su pareja con un regalo inteligente, interesante y especial.

1. DESAYUNO EN LA CAMA

Una de las partes más lindas compartidas por las parejas son las mañanas. Despertarse juntos, desayunar juntos, hacer fiaca juntos. Sorprenderlo con un desayuno en la cama pensado especialmente para él o ella es una gran muestra de amor. ¡Si es para dos mucho mejor! 

Lo de Lupi prepara unos desayunos abundantes, variados y hechos con mucho amor, especiales para la fecha. 2 tazas de colores con cucharitas y cuchillitos para untar; galletitas, bizcochos y cereales; jugos cepita y unas dulzuras caseras: tartita de manzana, pasta frola, muffins y alfajorcitos con dulce de leche. ¿La frutillita de la torta? ¡Viene con una caja de bombones románticos riquísimos!

Contactala a través de Facebook.

2. UNA TARJETA HECHA A MANO

Para los fanáticos de la escritura y la expresión a través de las palabras, el día de San Valentín es una ocasión perfecta para contarle al otro lo mucho que lo querés. Evocar anécdotas, momentos juntos, viajes, sentimientos y plasmar el corazón en el papel. Además se puede jugar con la creatividad de la tarjeta; hacer algo lúdico o algo más provocativo. 

3. UN KIT ERÓTICO

San Valentín puede ser una ocasión para despertar el deseo y jugar con él. Para las parejas más osadas, un kit erótico es un excelente regalo que van a disfrutar los dos. ¿Por qué no jugar con los 5 sentidos? Ropa interior para tocar, algún perfume para oler… y lo otro lo pueden pensar ustedes. Visitar un sex shop es una aventura divertida porque se pueden encontrar cosas de las que nunca habían escuchado, ¡y es el momento para experimentar!

4. UN KIT PARA DÍAS DE FIACA Y LLUVIA

Es una idea divertidísima para compartir en esos días que no hay mucho para hacer. Es necesario ser más creativo que nunca, evocar momentos que ya vivieron e intentar ser lo más original y personal posible: elegir la película que más disfrutan juntos o una que siempre quisieron ver, la comida que más les tienta en esos días, unas tazas originales para tomar algo calentito y una manta o unas pantuflas para protegerse del frío. Cuanto más temático sea, mejor. Por ejemplo, conseguir unas medias de Mike Wazowski y otras de Sully es un éxito total.

5. UN PACK DE “VALES”

Es una forma de regalar por adelantado y no gastar toda la plata o la creatividad de una. Los vales pueden ser materiales – una comida, una prenda de ropa, una noche de tragos – o simbólicos, como gestos o actividades que siempre quisieron hacer. 

6. UN REGALO POR HORA

Una forma diferente de regalar es empaquetar los obsequios y adjudicarles una hora para abrirlos. Es divertido porque te permite jugar con los distintos momentos del día; pensar bien para que el regalo encaje justo a la hora del almuerzo, cuando está en el trabajo, en el gimnasio o para cuando estén juntos. 

×