Publicidad Bajar al sitio
Conocer

Realizaron un sillón con el motor de un Boeing 737

Como todo lo que hacen los hermanos de Fallen Furniture, 737 Cowling Chair es una remodelación del motor de un Boeing.

The 737 Cowling Chair no fue siempre un sillón. Como todo lo que hace Fallen Furniture, este solía ser la parte de un avión: el motor de un Boeing 737. El exterior está soldado con planchas de titanio y el interior, cubierto con cuero negro. Además, cuenta con una base giratoria de aluminio pulido. 

Harry y Ben Tucker, hermanos y socios de diseño, lo compraron por 5 mil libras, lo renovaron y lo vendieron por 19 mil libras. Ellos hacen esto todo el tiempo con diferentes piezas de aviones – puertas de salida, bombas de racimo y secciones de ventanas – que ya no puedan ser utilizadas en la industria de aviación. 

Próximamente, los hermanos trabajarán en productos que las personas no notarán que están hechos de partes de aviones. “Hay tantos materiales que son básicos y desalmados”, explicó Tucker. “Nosotros queremos realizar algo a lo que se le pueda agregar una historia y que se mantenga en el tiempo”. 

×