Publicidad Bajar al sitio
Tecno

Realidad aumentada

Mediamorfosis celebró su segunda edición con un ciclo de conferencias, workshops y concursos que rebelan las novedades más interesantes del mundo multimedia

Por Eliana Gimenez

La tecnología sigue avanzando y generando cambios en las formas de mirar al mundo y de actuar en él. Esa evolución llegó a los medios de comunicación y a la manera de contar historias. Para tratar estos temas con la opinión de expertos internacionales y nacionales se realizó la segunda edición de Mediamorfosis. El evento es un espacio multiplataforma que trata la evolución de los medios y las nuevas tendencias a nivel mundial. Este año, la cita tuvo lugar en el Distrito
Audiovisual, Zapiola 50, el lunes 11 y el martes 12 de agosto.

Damián Kirzner, productor y especialista en transmedia, es el creador de Mediamorfosis y junto con el British Council de Argentina trabajaron para traer a varios personajes importantes del ambiente. Durante dos días, los oradores contaron sus historias y compartieron sus puntos de vista sobre cuál será el futuro de la narración y cómo hay que generar contenido. También tuvo su lado filosófico con la aparición de Darío Sztajnszrajber. “La tecnología viene a transformar una naturaleza humana que de por sí es transformación permanente”, dijo el filósofo en su charla con el público.

Uno de los puntos centrales del evento fue ese intercambio que hoy se genera entre el usuario y el creador de un proyecto. El productor y guionista Adam Siegel presentó la idea de los fans y seguidores como la nueva moneda. El poder del público ha crecido en el último tiempo, tanto que aquellos involucrados en un proyecto prestan atención a lo que los fans esperan y desean ver. Uno de los ejemplos que Adam dio fue el de la trilogía de Batman. Christopher Nolan trabajó mucho con el juego de realidad alternativa Why so serious para la segunda película del superhéroe y eso tuvo mucho que ver con el éxito de la saga. “Mientras más auténtico seas hacia lo que les gusta y les importa a los fans, más éxito tendrás en cuanto a número de usuarios y la experiencia en general”, explica convencido Siegel.

Pero el problema que puede presentarse es cómo marcar los límites entre lo que el usuario elige y lo que el creador quiere mostrar. “Cuando estás diseñando un proyecto que tiene contenido generado por el usuario, tenés que pensar cómo mantener la claridad de la historia y al mismo tiempo dar esa sensación de participación”, dijo Siegel a Bacanal.

Otro de los oradores fue David Varela, escritor y productor británico, quien realizó el juego para móviles Sherlock: La Red basado en la exitosa serie británica. En el juego el usuario es un vagabundo parte de la red del detective, el actor Benedict Cumberbatch habla a la cámara y es como si le estuviese hablando al jugador. Eso genera una importante conexión emocional que tuvo mucho que ver con el éxito en ventas de la aplicación.

“Como escritor pensás en enviar un mensaje pero no en el medio en que lo haces y deberías hacerlo. Gran parte del impacto es emocional, es lo que hace que la gente se sonroje. La realidad virtual es brillante para eso y genera una reacción poderosa, puede ser completamente avasallante”, explicó Varela. Un gran ejemplo de ese poder es un proyecto en el que el usuario se pone un visor de realidad virtual y puede ver cómo es ser pobre en Inglaterra. En primera persona, puede ponerse en el lugar del otro y ver cómo se siente, cómo se ve y con qué debe encontrarse esa persona todos los días. Lo que convierte a la realidad virtual en un arma generadora de empatía.

También el reconocido artista multimedial chileno Oscar Raby, piensa utilizar la realidad virtual  para hacer sentir empatía a sus usuarios. Raby estuvo en Mediamorfosis y contó a Bacanal detalles de su próximo proyecto que presentará en el Festival de Tribeca el año siguiente y que se llama Travelling While Black. La experiencia interpreta el libro The Green Book, que es una guía de viajes para minorías de color en la década del cincuenta, en la realidad virtual. “Qué significa para ti como centro de la experiencia ser una minoría de color en esa época y cómo se hubiese sentido que te nieguen un servicio, tener que ir escondido en ciertas calles y frente a ciertas personas; esas preguntas las estamos tratando en este proyecto”, explicó Raby.

En el marco de Mediamorfosis se realizó un concurso de proyectos transmedia argentinos. Fueron seleccionados cinco entre más de 60 proyectos presentados y durante la mañana del segundo día expusieron su caso frente al jurado internacional. El ganador y el segundo premio reciben un viaje a Londres cada uno para participar del festival Power To The Pixel y llevar su proyecto al mercado internacional.

El primer premio se lo llevó Puja de Rosana Echarri y Cinthia Paolisso que es un web documental sobre violencia obstétrica. El usuario puede realizar un recorrido interactivo con material adicional y puede colaborar con su propia historia. El segundo premio fue para Los Exploradores de Jacinto Montú que es un juego de mesa que interactúa con aplicaciones.

Mediamorfosis culminó luego de dos días de puro debate, conceptos y muestra de proyectos. El año que viene será su tercera edición, probablemente más grande que la anterior. “La idea es que el evento primero se replique en varios países, después tener conferencias durante el año, workshops y traer especialistas para hacer una semana exclusiva trabajando con tal o cual persona”, explicó con entusiasmo Kirzner. Y Mediamorfosis sigue creciendo a pasos agigantados, el 13 y 14 de agosto llega a Brasil y el 17 a Uruguay. En ambas ciudades se presentará el mismo formato: dialogar sobre los distintos medios de comunicación y ver cuáles son los caminos que pueden tomarse a la hora de crear contenido.


×