Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Raviolones verdes de pollo y espinaca

Un plato especial para sorprender

PARA LA MASA VERDE:

300 g de harina.

100 g de semolín.

150 g de espinaca cruda.

4 huevos.

20 cc de aceite de oliva.

RELLENO

2 pechugas hervidas.

Una cebolla.

Un morrón.

4 dientes de ajo.

2 atados de espinaca cocida.

Sal, pimienta y nuez moscada.

100 g de queso provolone.

SALSA

Aceite de oliva.

2 dientes de ajo.

2 cebollas moradas.

400 cc de crema.

300 g de queso crema.

Un atado de ciboulette.

Sal, pimienta y nuez moscada.

100 g de queso provolone.

Procedimiento

Mixear los huevos con la espinaca cruda. En un bowl, realizar la masa para la pasta integrando la harina y el semolín junto con el aceite de oliva y los huevos con la espinaca.

Primero integrar con cuchara de madera y finalmente bajar a la mesada para terminar de integrar todo bien y lograr una masa lisa y homogénea.

Dejar descansar tapado para que no se seque mientras se realiza nuestro relleno.

PARA EL RELLENO

En una sartén con aceite de oliva, dorar los ajos picados junto con la cebolla y el morrón cortado bien chiquito. Agregar las dos pechugas desmenuzadas y la espinaca ya cocida y picada bien chiquita.

Retirar de la sartén y en un bowl condimentar con la sal, la pimienta, la nuez moscada y el queso provolone. Reservar para que se enfríe; mientras tanto, estirar la masa.

PARA LA SALSA

En una sartén, dorar los ajos y la cebolla morada con aceite de oliva. Integrar la crema y el queso crema. Estirar la masa, cortar capas del tamaño del molde de los ravioles, poner una capa sobre el molde y rellenar donde corresponde.

Disponer otra capa y presionar con un palote. Cortar los ravioles y reservar mientras se prepara la salsa. Hervir los ravioles en abundante agua y sal.

Sacar sobre la sartén donde está la salsa. Terminar agregando el ciboulette picado finamente y servir con queso provolone.

×