Publicidad Cerrar X
Territorios

Plan Z

Que no cunda el pánico: el Pentágono está preparado para toda clase de crisis, incluyendo un apocalipsis zombie.

Normalmente en todas las películas de zombies, el mayor problema es que la civilización no tarda en sucumbir a una ola de caos y desorganización tan o más dañiña que los propios muertos vivos. Afortunadamente el Pentágono ya tomó nota de los apocalipsis ficticios y formuló un plan de contingencia en caso de que algún virus o situación inexplicable ponga a los difuntos a caminar y clamar por cerebros.

En realidad, lo que se rebeló entre los documentos que fueron desclasificados recientemente, es que el Comando Estratégico de Estados Unidos utilizó una situación de ataque zombie a nivel global como disparador para un ejercicio de entrenamiento. El plan comienza con los previsibles acuartelamiento y ley marcial, seguido de un despliegue progresivo de fuerzas pensado para hacer frente a un enemigo que no se concentraría en un solo punto. La restitución de la autoridad civil también es uno de los puntos fundamentales de la táctica programada. El documento soprende también por la detallada descripción de la posible variedad de zombies, que van de los peligrosos comecerebros creados por «magia maligna» (sic) hasta unos inofensivos zombies vegetarianos. De todas formas el conceso es que la única forma efectiva para matarlos es destruyendo su cabeza.

La realidad es que esta no es la primera vez que los zombies son utilizados como antagonistas en operaciones de entrenamiento por distintas agencias estadounidenses. El motivo es puramente diplomático: el peligro de que un documento sobre un ejercicio se filtre confundida como información real sobre una operación planificada podría terminar en desastre internacional si el target de la misión fuera algún potencial enemigo real.

×