Publicidad Bajar al sitio
Bares y Tragos

Pizza Cero

La marca emblemática de pizzerías se reinventa una vez más.

Por Gerónimo Ricart
Foto: Juan Carlos Casas

Pizza Cero. A priori, el nombre remite a otra cosa. A una marca que aggiornó la pizza porteña hace un par de décadas, con salones oscuros decorados con helechos y reivindicando la masa finita y crocante. Una marca que en 2001 se reformuló, borró el “pizza” de su nombre y pintó sus salones de blanco fashion. Una marca que en 2014 se refunda nuevamente. Y ahora sí, Pizza Cero nos lleva al after office y la coctelería creativa. De hecho, la gran barra semicircular es lo primero que uno ve no bien entra a su amplio local de Tagle y Libertador. Recientemente reformado, con una gran araña de cristal que domina el salón y una cava a la vista con 4000 botellas, tiene capacidad para más de 220 cubiertos, contando salones para eventos y mesas en la vereda. Cinco estanterías de botellas cobijan al bartender Alberto Casas, que ejecuta con precisión los tragos que creó Ezequiel Rodríguez (actual jefe de barra de Victoria Browne).
El tono general de la propuesta apunta más a lo dulce y lo aromático, aunque no por eso poco alcohólico. El Leila es un buen ejemplo para comprobarlo: el Jack Daniels pasa disimulado entre jugo de arándanos, frambuesas y hojas de menta. En el Ume, el vodka se disimula entre choya (licor de ciruela japonés) y bitter de cardamomo. Otro detalle no menor es que las copas Martini son de 6 onzas, un tamaño XL que los hace potentes y rendidores. Además de doce Special Drinks ($70), la carta se complementa con cinco versiones de caipi ($60). De lunes a viernes, de 18 a 21hs hay 2×1 en ciertos tragos de la carta, inclusive los de autor.
Para acompañar, además de pizza, hay una interesante variedad de platillos con toque mediterráneo en los que intervino el chef español Borja Blázquez, que capacitó al personal de cocina. Allí están, por ejemplo, las papas bravas, el pulpo a la vinagreta, los boquerones marinados, la burrata y la polenta frita, a precios que coquetean los $50-$80. Tampoco faltan hamburguesas y sándwiches, que merodean los $120. Además, hay platos principales (filet mignon, bondiola asada, risotto de res), pero ya estaríamos hablando de almuerzo y cena.
Frecuentado por vecinos de la zona, oficinistas de after office y grupos de amigos que hacen la previa viernes y sábados, Pizza Cero atrae y sorprende. Un clásico moderno que, de la mano de los hermanos Ezequiel y Lucía Gonzalez (hijos del creador y dueño), se actualiza acertadamente y suma una barra de calidad al circuito de copas porteñas.

Dirección: Av. del Libertador 1800 esq. Tagle, Recoleta
Reservas: 4803-3449
Horario: Todos los días, a partir de 12 al cierre

×