Publicidad Cerrar X
Cine y Series

Pecados de los padres

Lore propone una nueva mirada sobre la Segunda Guerra Mundial, con una belleza visual que no resta al horror.

Por Sandra Martínez

¿Cuántas películas más sobre la Segunda Guerra Mundial podemos ver? El tiempo sigue corriendo, pero bajo la herida cicatrizada, las historias siguen conmoviendo, sobre todo cuando encuentran un nuevo punto de vista. Lejos de enfoque bélico, Lore comienza cuando la guerra termina. Sus padres, simpatizantes activos del regimen nazi, desaparecen y ella, que apenas está entrando en la adolescencia, queda a cargo de sus cuatro hermanos, incluyendo a un bebé de unos pocos meses. Su derrotero los llevará a atravesar cientos de kilómetros de una Alemania sumida en el kaos para llegar a la casa de su abuela en Hamburgo, contando apenas con algunas joyas para subsistir y la férrea voluntad de la joven para mantener lo que queda de su familia unida.

Lore es una coming of age brutal, que sumerge a su protagonista en una tormenta que mezcla el abandono, el despertar sexual y la paulatina conciencia de las mentiras que la rodearon creciendo en las juventudes hitlerianas y los horrores avalados por sus padres. Para atemperar la desolación, solo queda la poesía visual desplegada por la directora australiana Cate Shortland y el director de fotografía Adam Arkapaw, que hacen avanzar la trama a ritmo pausado, entre largos silencios y planos detalle de frágil belleza.

En una semana con las salas copadas por el público infantil, Lore es una pequeña joya destinada a durar poco en cartelera: hay que aprovechar el momento para verla.

×