Publicidad Bajar al sitio
Zoom Restós

Paz Felina

En los Bajos de San Isidro, Jacinto es un refugio singular. Abre de día, bajo un halo secreto. Se come barbaro, y reina la plácida intimidad domestica vigilada por un rey gato, llamado Jacinto.

Por Ernesto Oldenburg
Fotos: Facundo Manoukian

Jessica Scarpatti es una cocinera argentina que nació en Perú y vivió en Guatemala. Rubia, viajera y sensible, pasó por los fuegos de La Luna, Teatriz y El Manantial del Silencio, entre otros sitios. En 2006 se volcó al servicio

de catering, donde consolida un estilo culinario que la identifica con su forma de ser: sabores reconocibles, sin trucos. Platos elaborados con buenos productos, resueltos con frescura, sinceridad y buen gusto. Desde el 94 habita una casa en los Bajos de San Isidro donde funcionaba la Asociación del Partido de Lalín, un centro cívico de la comunidad gallega en nuestro país. Hace apenas un año, Jessica se decidió a abrir las puertas de su casa para recibir con un menú del día a los casuales visitantes. Eso sucedió con sus amigos y colegas cocineros, quienes se acercaban a darle una mano en los catering. Como toda buena idea, creció y tomó forma hasta consolidarse como referente de la zona.

Almacén y terraza

Jacinto es un oasis para la boca y el alma. Allí se respira gastronomía y tranquilidad, en un ambiente amplio, luminoso y elevado: toda En los Bajos de San Isidro, Jacinto es un refugio singular. Ab re de dia, bajo un halo secreto. Se come bárbaro, y reina la placida intimidad doméstica vigilada por un rey gato, llamado Jacinto. La casa se sostiene, alta, por esos firmes pilotes propios de la ribera. Adentro, la cocina a la vista expone calmos cocineros en acción, y frascos de botica con un surtido de productos caseros: chutney de mangos, dulce de naranjas amargas, sal de limón y jengibre, hogazas de panes riquísimos y otras delicias, a precios sensatos.

Muebles vintage decoran el ambiente que fue salón de baile del viejo club. Dos grandes mesas colectivas suman calidez a Jacinto, que lleva el nombre de un gato negro que duerme su siesta en el patio soleado, vestido de cactus y suculentas a la venta en la terraza, donde de vez en cuando se arma una feria de objetos de alfarería, diseño, indumentaria y productos de almacén, música en vivo y parrilla para despachar chivitos y sándwiches Uruguay Style.

Cocina abierta

Jessica trabaja con un equipo sólido: Emilio Bertolini como cocinero experimentado (cocinó en el recordado Llers con Fernando Trocca y en La Corte con Narda Lepes, entre otros); y un ramillete de aprendices en franca formación. Todos contentos trabajan a la vista en un clima de absoluta armonía. La única y mejor receta para cocinar, porque eso se refleja en los platos. Desde el pan de lino, la limonada y el tempura de brócoli de appetizer, que aterriza cuando uno se sienta, hasta el pastel de carne y calabaza o el matambrito tiernizado con

gremolata, rúcula y brotes. El menú (entrada, plato y postre, $60) varía cada vez. Jacinto visita las cocinas del Perú y otras latitudes. Además, la carta propone un apartado de clásicos como el Gravlax con dip de horseradish, pepinillos y alcaparras ($30), empanaditas de chicken curry con chutney de mangos ($24) y ricos postres, como frutas de estación flambeadas con ron y helado de canela, o la tortita de jengibre con ganache de chocolate y crema inglesa de jengibre (ambos, $18). Tentaciones -todas- para ronronear toda la tarde. *

DATOS UTILES
Jacinto por Jessica
Dónde: Bajos de San Isidro
Horario: viernes y sábados sólo al mediodía
Reservas: 4742-7965 / 156-501-8318
www.jacintoporjessica.blogspot.com

×