Publicidad Bajar al sitio
Territorios

Paseando verduras

Las fotos de jóvenes chinos paseando repollos con correa causaron sopresa y confusión.

Es uno de esos temas bizarros que causan furor en internet. De un día para el otro, diarios y webs de noticias se hicieron eco de la extraña nueva tendencia entre los jóvenes chinos. Y no era para menos, ya que las verduras parecen ser la mascota de moda entre los muchachos orientales. Así se los ve en las fotos, paseando por la calle llevando con correa a unos repollos que se arrastran lánguidamente tras ellos. Aparentemente la juventud china encuentra en estos sumisos compañeros un consuelo para su soledad y su depresión, con la ventaja que las verduras “no ladran ni se pelean con otras verduras” y además “no ensucian la vía pública”.

Lo cierto es que se trata de otro malentendido viral de grandes proporciones. Las tan promocionadas fotos fueron tomadas durante el Midi Music Festival que se llevó a cabo durante el feriado por el día del trabajo en Beijing y todo formaba parte de una perfomance artística diseñada por el artista Han Bing, que en realidad lleva 14 años sacando fotos de repollos paseanderos.

Han Bing explica que eligió el repollo con la idea de “dar vuelta un símbolo que es la quintaesencia del sustento y la calidez hogareña para los chinos pobres. Una alacena llena de repollo para el invierno fue alguna vez un símbolo de bienestar material en China, pero hoy en día los nuevos ricos han hecho a un lado la modesta (y monótona) col en favor de la gula ostentosa en restaurantes de lujo, donde el desperdicio es una demostración de status … Sin embargo, para los pobres y luchadores, la realidad del repollo como una base de sustento no ha cambiado -lo que ha cambiado es la estructura de valores que dicta qué -y quién- es valioso o sin valor en la sociedad china”. A llevar su trabajo al Midi Festival entre jóvenes, también quiso representar la soledad que vive la sociedad en este momento, que solo parece encontrar alivio en la compañía de una mascota, aunque muchos ni siquiera pueden permitirse una.

Aclarada la confusión, solo resta esperar y ver si la fallida cobertura mediática internacional no termina por poner de moda a los vegetales domésticos.

×