Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Para una tarde golosa, mini-medialunas rellenas de chocolate

Empezó el frío, empezaron los antojos dulces y esta nota tiene la solución más rica.

Si, todos tenemos nuestro “costado goloso” y a todos se nos potencia los días de frío. Total… falta mucho para el verano, ¿no? No está mal darse un gustito cada tanto con eso que tanto te gusta. ¡La vida hay que disfrutarla! Para algunos el amor de su vida es el chocolate. Para otros las papas fritas y para unos terceros, quizás, las facturas.

Y la receta de hoy es perfecta para el clima que estamos atravesando. Perfecta para tomar un té o café calentito mientras se saborea una medialuna rellena con chocolate y espolvoreada con azúcar impalpable. Para que no se empalaguen, Delicious Martha decidió preparar mini-croissants, pequeños gustos en su tamaño justo. Para sacarle una sonrisa a este martes otoñal.

MEDIALUNAS VA

¿QUÉ NECESITÁS?:

Para el relleno:

  • 25 gr. de chocolate negro (70% cacao)
  • 25 ml. de leche

Para las medialunas:

  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 1 huevo
  • 1 cda. de leche
  • 3 cda. de azúcar

Para el almíbar:

  • 4 cda. de azúcar
  • Agua (cantidad necesaria para cubrir el azúcar y que se disuelva)
  • Azúcar impalpable

PREPARACIÓN:

En una olla, calentar la leche. En cuanto llegue a ebullición, retirar del fuego, colocar en ella el chocolate troceado y revolver hasta obtener una crema brillante y homogénea. Reservar.
Precalentar el horno a 170ºC. En la mesa de trabajo, estirar la lámina de hojaldre. Dividir la masa en 3 tiras alargadas, de 9 cm. de ancho cada una.
Realizar triángulos sobre cada lámina. Los triángulos tienen que tener una base de 3 cm. y la altura será la medida del rectángulo que se ha hecho, 9 cm.
De esta forma salen 48 triángulos. Los 3 de la parte superior y los otros 3 de la parte inferior serán más pequeños. Con los dedos, estirar un poco la masa para asemejarlos al resto. Realizar un corte de 0,5 cm. en la base de cada triángulo con la ayuda de un cuchillo afilado.
Colocar una gota del chocolate reservado en la base del triángulo, justo donde termina el corte que se ha hecho. Enrollar, manteniendo el chocolate en el interior, desde la base hacia la punta. Una vez enrollado, los extremos se les puede dar forma redondeada y hacia el interior, ó bien dejarlos rectos, consiguiendo la típica forma del croissant parisien. Realizar la misma operación con el resto de los triángulos de masa. Colocar cada mini croissant sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
Batir el huevo junto al azúcar y la leche y, con un pincel, pintar cada croissant. Espolvorear un poco más de azúcar por encima y hornear durante 20 minutos o hasta que adquieran un tono dorado.
Mientras se hornean, en una olla, verter el agua y el azúcar para el almíbar. Calentar hasta que se diluya el azúcar y reservar.
 Retirar los mini croissants del horno y ponerlos sobre una rejilla. Pintarlos con el almíbar con la ayuda de un pincel, espolvorearlos con azúcar impalpable y dejarlos enfriar a temperatura ambiente.

 

×