Publicidad Cerrar X
Foodie

Original y rica: tarta espiral de verduras

Porque la comida entra primero por los ojos, aprendé el paso a paso de esta tarta llena de color.

La comida entra primero por los ojos, sobre eso no hay discusión. Por eso, cuanto más se juegue con la estética, más tentador será el plato. Esto es especialmente importante cuando queremos que alguien coma un ingrediente al que le suele tener resistencia, como por ejemplo los chicos a las verduras.

Para lograrlo, esta tarta espiral es ideal. No es difícil de preparar y contiene una amplia variedad de verduras que se pueden amoldar a todos los gustos. Es atractiva, estética, colorida y, además, muy, muy rica. ¡Anímense!

INGREDIENTES:

  • 1 base de tarta (puede ser integral, con semillas, vegana, sin gluten…)
  • 1 taza de tomates secos, remojados en aceite y luego secados
  • 1/4 taza de hojas de albahaca
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado
  • 1 zucchini grande
  • 1 calabacín amarillo
  • 2-3 zanahorias medianas
  • 2 cdas. de hierbas frescas picadas (romero, tomillo, orégano)
  • Sal y pimienta a gusto

PREPARACIÓN:

Colocar la masa de tarta en la heladera. Pelar el zucchini, las zanahorias y el calabacín y cortar los bordes. Luego, usando un pela-papas o un cuchillo con filo, cortarlas en rodajas finas a lo largo. Precalentar el horno a 176°C y enmantecar y enharinar una tartera redonda. Colocar la masa y acomodarla en la tartera, presionando bien la base y en los bordes, recortando lo sobrante. Refrigerar todo unos 15 minutos.

Luego, pinchar la base y los bordes de la masa y hornear 15 minutos, hasta que los bordes estén ligeramente dorados. Dejar enfriar. Mientras, hacer el pesto: combinar los tomates secos, la albahaca y el ajo en una procesadora. Luego, agregar 1/4 taza de aceite de oliva y seguir pulsando hasta que el pesto agarre la consistencia de una pasta. Agregar sal y pimienta a gusto.

Esparcir el pesto sobre la base de la tarta. Colocar encima el queso parmesano. Rápidamente, mojar una rodaja de verdura en aceite de oliva (o hacerlo con un pincel de cocina), enrollarla en un círculo cerrado y colocarla en el centro de la tarta. Mojar la siguiente verdura en aceite y enrollarla alrededor de la primera. Seguir así enrollando los vegetales en círculos concéntricos hasta que la tarta esté completa. Pincelar la superficie de la tarta con el aceite de oliva sobrante, la sal, la pimienta y las hierbas picadas.

Hornear a 176°C durante 45-50 minutos, hasta que los vegetales estén tiernos y crocantes arriba, y hasta que estén cocinados totalmente. Dejar enfriar en la tartera unos 10 minutos, luego cortar en porciones y servir.

TARTA ESPIRAL VA

 

×