Publicidad Cerrar X
Cocinar

Opción saludable: hamburguesa con “pan” de coliflor

Aprendé una variable de pan mucho más sana y baja en calorías para acompañar tus hamburguesas y sándwiches.

Las verduras y los alimentos saludables están ocupando el centro de escena. Con la gente cada vez más preocupada por comer bien, los chefs y restaurantes están en busca de variables más “healthy” de los platos tradicionales. Las hamburguesas de legumbres y las pizzas con masas de verduras son claros ejemplos de esta tendencia.

Y la receta de hoy es para sumar a la lista. Se trata de una hamburguesa con panes de coliflor. Bajos en calorías, muy gustosos y con una textura más gruesa que las bases de pizza. ¡Vale la pena probarla! Y usar los panes para hamburguesas de carne, vegetarianas o incluso sándwiches.

INGREDIENTES (5 panes):

  • 3 tazas de flores de coliflor procesadas (que agarren la textura del arroz)
  • 2 huevos grandes
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 2 cdas. de harina de almendras
  • 2 cdas. de harina de coco
  • 1/2 cdita. de polvo para hornear
  • 1 cdita. de semillas de sésamo blancas
  • Sal y hierbas a gusto

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 204°C. En un bowl grande combinar el coliflor procesado, los huevos, el queso, las harinas, el polvo para hornear y la sal. Mezclar con una cuchara grande hasta que todo esté bien combinado. La mezcla debería estar mojada pero no líquida.

Enmantecar las cavidades de una asadera para la corona de los muffins (con círculos grandes pero no tan profundos). También se pueden colocar en una asadera normal con papel de pergamino. Pero la primera les garantizará mejor forma. Colocar 1/2 taza de la mezcla en cada uno de los agujeros y pisar hacia abajo usando los dedos o los nudillos para que la mezcla se vuelva más compacta. [Si se usa una asadera normal, darle forma primero con la mano, presionando bien para compactar, y luego colocar los “discos” sobre el papel de pergamino. No hacerlos demasiado finos]. Esparcir encima las semillas de sésamo.

Cocinar durante 20-25 minutos o hasta que estén dorados arriba y completamente cocinados. Usar una espátula fina para despegar la base (es importante que sea fina para que los panes no se rompan). Dejar que los panes se enfrien bien antes de comer.

×