Publicidad Bajar al sitio
Conocer

Ocho museos gastronómicos del mundo

Espacios dedicados a conocer sobre la historia de los alimentos que tanto amamos y degustarlos en sus mejores versiones. Si sos amante de la gastronomía, ¡no podés perderte estos paraísos!

¿Quién dijo que los museos se abren únicamente para exponer obras de arte, como pinturas y esculturas? La realidad es que los museos pueden realizarse alrededor de cualquier elemento del mundo, desde un acontecimiento histórico (como la erupción del volcán Vesubio en Pompeya o el Museo del Holocausto) hasta la comida, por ejemplo.

Sí, en rincones de todas partes del mundo encontramos museos gastronómicos que reciben cientos de miles de visitas por año. Generalmente se centran en algún alimento o un rubro en particular y ofrecen a los visitantes información, historia, muestras y obras de arte relacionados con este. Ideal para golosos y curiosos de la comida, en ellos se puede aprender sobre los platos más importantes de la cultura de un país o aquellos alimentos que lograron viajar hacia todas partes del mundo, como el helado, el chocolate o la pasta.

Si son amantes de la gastronomía y les interesa aprender más sobre esta de una forma interactiva, o simplemente celebrarla, no pueden dejar de visitar estos 8 museos gastronómicos en el mundo.

MUSEO DEL HELADO (Los Ángeles, Estados Unidos)

Probar, oler y jugar. Estas son las “reglas” de uno de los museos más atractivos del mundo. Salas con helados de palito y caramelos masticables gigantes; un espacio con papeles en la pared con aroma a bananas y hasta una gran pileta con 100 millones de granas de colores, para sumergirse en un paraíso de caramelos.

En este museo, los visitantes no están caminando y mirando instalaciones, sino que se la pasan degustando sabores selectos de heladerías locales y descubriendo nuevos inventos del ámbito como conos de helado rellenos con “cookie dough” (la masa de las galletitas). Además, se incita mucho a sacar fotos y compartirlas en las redes. La buena noticia: sus creadores tienen ganas de llevarlo a distintas partes del mundo.

museo gastronomico8

MUSEO DE LA PASTA (Roma, Italia)

No hay duda de que la pasta tiene una impronta fuertísima en “la bota” de Europa. Ahí encontramos los mejores platos y los más variados, descubrimos salsas que no conocíamos y combinaciones que nos dejan enamorados. Desde 1993 la ciudad de Roma rinde homenaje a este producto con el Museo Nazionale della Paste Alimentari. En él, los visitantes pueden conocer los orígenes de las pastas, sus variedades, aprender sobre los mejores ingredientes para combinarlas y cómo cocinarlas para lograr un plato exquisito. 

museo gastronomico1

MUSEO DE LA PAPA FRITA (Brujas, Bélgica)

Cualquiera se hubiera imaginado que este museo está en pleno Estados Unidos. Pero no, el primer y único museo dedicado a las papas fritas está en Bélgica, en el edificio histórico Saaihalle. Junto con el chocolate, las “potato fries” belgas son otros de los productos más característicos de su cocina y es allí donde se originaron.

¿De dónde viene la papa? ¿Cuál es el secreto para preparar las mejores papas fritas? Todas esas preguntas y más se contestan en este tentador museo. En la planta baja se puede aprender sobre la historia de la papa, que tiene su origen en Perú hace más de 10 mil años. En el primer piso, los visitantes pueden descubrir la historia de las papas fritas, y degustar unas increíbles.

museo gastronomico2

MUSEO DEL CHOCOLATE (Alemania)

Los golosos amantes del chocolate no pueden dejar de entrar al Schokoladen Museum de Colonia. Fundado por Hans Imhoff y ubicado en un imponente edificio en el puerto Rheinau, se puede conocer todo sobre este manjar dulce. Una de las mejores salas es aquella dedicada a la historia de los packaggings y cartelerías del chocolate.

museo gastronomico9

 

MUSEO DEL QUESO (Ámsterdam, Holanda)

La experiencia quesera número 1 del mundo está en Ámsterdam en el “Amsterdam Cheese Museum”. Además de probar una gran variedad de quesos de todas las formas y colores (perdición), se puede conocer todo sobre la historia de la elaboración del queso, vestirse como un auténtico “cheese farmer” danés y mantener conversaciones interesantes con los guiás queseros, haciéndoles preguntas de todo tipo.

museo gastronomico4

MUSEO DE LA PIZZA (Philadelphia, Estados Unidos)

Los amantes de la pizza, que probablemente sean más de un 80% de la población, no pueden dejar de visitar el Pizza Brain si viajan a Estados Unidos. Su creador es considerado el mayor coleccionista de objetos relacionados con la pizza: juguetes (como una Barbie pizzera), objetos electrónicos (como un gran reloj de pizza), libros, música, posters y muchos más. Además, hay un restaurante donde se pueden probar las increíbles pizzas del lugar que obtuvieron varios premios.

museo gastronomico6

MUSEO DEL POCHOCLO (Ohio, Estados Unidos)

El pochoclo no tiene uno o dos sabores como lo poco que nosotros conocemos. Esto nos demuestra el Wyandot Popcorn Museum, levantado en 1892 en Ohio, donde los carritos pochocleros vintage, los carteles antiguos y el clásico “POP!” de los pochoclos son los protagonistas. Ahí se muestra que las palomitas de maíz pueden prepararse con frutas, con chocolate, miel, pistachos, trufas, queso e incluso con champiñones. ¡Hay un gran mundo del pochoclo detrás de los del cine!

museo gastronomico5

MUSEO DE LA FRUTA (Japón)

Un edificio súper moderno e innovador, diseñado por la arquitecta japonesa Itsuko Hasegawa, alberga un museo dedicado a las frutas y a su cultivo: el Yamanashi Fuefukigawa Park. Compuesto por tres cápsulas de cristal, colocadas al pie de un valle, se exhiben plantaciones de frutas tanto dentro como fuera de sus instalaciones. En el interior del museo de la fruta hay espacios dedicados a la uva, al melocotón y a la ciruela, frutas locales de Yamanashi. Y todo con vistas al imponente monte Fuji.

museo gastronomico7

 

×