Publicidad Cerrar X
Cine y Series

Nuestros elegidos 2012

Para cerrar el año, una arbitraria selección de nuestras películas favoritas.

Por Martín Gómez Escribano

Siempre será injusto elegir solo diez películas de entre las 305 que pasaron por los cines argentinos este año, pero es tempo de balances y no queremos ser menos. Compartimos con ustedes nuestras diez elegidas del 2012:

Ted
¡Seguidores de Seth MacFarlane, uníos! A pesar de la popularidad de Padre de Familia y American Dad, dos de sus creaciones animadas, nadie esperabael éxito de Ted que ha conquistado a críticos y espectadores por igual. La suavidad de la felpa de este osito irreverente contrasta con la acidez de sus comentarios, que junto a los de su dueño hacen de esta una película en la que es difícil dejar de reír. Muchos la comparan con Toy Story debido a que muestrala relación de un niño (en cuerpo de hombre) que no puede separarse de su juguete, pero Andy y Woody no se emborrachaban juntos. Tampoco dejaban entrar prostitutas a la casa ni fumaban marihuana. Los espectadores más agudos se encontrarán con una película a la que no le basta con enmarcarse dentro de la nueva comedia estadounidense sino que exhibe sagazmente las miserias del país del Tío Sam.

El Hobbit
Peter Jackson lo hizo de nuevo: la Tierra Media volvió a los cines y esta primera parte que adapta la precuela de El señor de los anillos cumple con todas las expectativas y desarma muchas de las dudas que se habían planteado cuando se anunció que de un solo libro -de estilo infantil, para colmo- se planeaban sacar tres películas de tres horas cada una. Jackson elimina el tono naive del texto de Tolkien y le da un adecuado estilo épico, da volumen al caracter de los personajes, se regodea en las escenas de acción y se explaya en las partes que el autor solo mencionaba al pasar. Ahora queda esperar un año para ver si la segunda parte mantiene los puntos ganados por Un viaje inesperado.

Los vengadores
La película de superhéroes del año no fue la última entrega de la trilogía de Nolan sobre el hombre murciélago sino Los vengadores. Después de los fiascos de Thor y Capitán América, Joss Whedon tomó las riendas del universo Marvely entregó 143 minutos cargados de entretenimiento y calidad. Los diálogosde Tony Stark y Bruce Banner son la prueba de que es posible combinar el marketing con un buen guión. Los que queremos más tendremos que se rpacientes: la segunda parte está anunciada recién para el 2015. Eso sí, nos resta saber si Chris Hemsworth y Scarlett Johansson tomarán clases  de acá a dos años, porque parecen ser de madera en todos los géneros.

Operación: Skyfall
El misterio de saber cómo se las iba a ingeniar Sam Mendes, conocido por Belleza Americana y Jarhead, para dirigir “una de Bond” se develó con la que resultó ser la película más taquillera en la historia del agente 007. Lejos dela mediocre Quantum of Solace, Mendes supo combinar el poderío físico que caracteriza al último Bond con la elegancia clásica de la saga. Más allá delas dos señoritas muy lindas que rodean a Daniel Craig en esta entrega, no estaríamos errados al decir que la chica Bond de este opus 23 es la septuagenaria Judi Dench. Su categoría, sumada a la del malísimo Javier Bardem y las contribuciones de Ralph Fiennes, Ben Whishaw y Albert Finneydotan a esta película de una carga emotiva más valiosa que el vértigo de sus logradas secuencias de acción.

Drive
Nicolas Winding Refn se llevó el premio al mejor director en el último Festival de Cannes y luego de ver Drive se entiende por qué. Las pocas palabras que emite el hombre sin nombre al que reconocemos como Ryan Gosling contrastan con la deliciosa banda de sonido a puro sintetizador. Todo va de la mano: música, textura, color. Y las actuaciones de Albert Brooks, Ron Perlman, Bryan Cranston y Carey Mulligan coronan esta cinta que fusiona la estética ochentosa, con tonos noir y un salpicado de gore que hacen de Drive el mejor plato que nos ha entregado el director de Valhalla Rising y Bronson al día de hoy.

Siete psicópatas
Después de la inclasificable Perdidos en Brujas, Martin McDonagh vuelve a lruedo con otra película que combina elementos de varios géneros. Es una historia negrísima y poblada de dementes como bien lo indica su título, por lo que son esperables sus altas dosis de violencia. Claro que con personajes tan bien construidos la sangre pasa a un segundo plano. Ocurre que no es laprimera vez que Colin Farrell, Woody Harrelson, Sam Rockwell y Christopher Walken hacen de perturbados y parecen no haber olvidado cómo se hace.También suman las breves apariciones de Michael Pitt, Michael Stuhlbarg y Gabourey Sidibe, entre otras, aunque quizás lo que diferencia a esta de los otros títulos elegidos en esta selección es el juego del cine dentro del cine que maneja a la perfección. 

El Último Elvis
Si bien Elefante Blanco de Pablo Trapero y La Araña Vampiro de Gabriel Medinason son películas igual de recomendables, nos decidimos por El Último Elvis porque se trata de una ópera prima. De la mano de Armando Bo (nieto) nos llega la historia de un imitador de Elvis Presley llamado Carlos Gutiérrez que trabaja en una fábrica metalúrgica y se dedica a salir de gira con su banda por discotecas, casinos, geriátricos y demás. Su hobbie devenido en obsesión hace tiempo altera la relación con su ex esposa, su hija y con su mundo en general hasta que Carlos decide hacer un viaje cuando se acerca a la edad que tenía el Rey del Rock & Roll al morir. Destacamos especialmente las secuencias musicales (sobretodo la primera) que revelan a Bo como un director de esos a los que es mejor seguir de cerca.

Cosmópolis
El siempre genial David Cronenberg logra plasmar en su última película la subjetividad de la época actual con una lucidez abrumadora. Ver Cosmópolis es una tarea ardua que hará que muchos abandonen pocos minutos después de su inicio. Los valientes que logren lidiar con ella hasta el final tendrán el privilegio de sentir cómo la obra crece con el correr del tiempo al punto de erigirse en una de esas llamadas “obras maestras”. Nada sobra aquí, nada es gratuito y todo exige la más rigurosa atención por parte del espectador, aunque casi toda la película se desarrolle en el interior de la limusina donde viaja un vampirizado Robert Pattinson quien, lejos de ser un error de casting, intenta encarnar a uno de esos sujetos invisibles que pasan inadvertidos por el mundo y dirigen el destino de todos nosotros.

Un reino bajo la luna
El mundo de los adultos no tiene nada bueno para ofrecer y por eso Suzy (una Margot Tenenbaum en miniatura) y Sam deciden huir. Lejos de ser dos preadolescentes improvisados, arman sus equipajes y llevan consigo todos esos objetos que los hacen ser quienes son. Los grandes inician la búsqueda para devolverlos al sendero de la rectitud y truncar su primera historia de amor. Con un reparto insuperable en el que se cuentan algunos habitués de Wes Anderson como Bill Murray y Jason Schwatzman, las nuevas incorporacionesde Bruce Willis, Edward Norton, Frances McDormand y Tilda Swinton, y un manejo único del color, la textura y los más mínimos detalles, el director nos recuerda que en sus películas la obsesión siempre esta puesta al servicio del arte. Y funciona, porque lo único malo de Un reino bajo la luna es que termina.

Hors Satan
El bicho raro. La que nadie vio. La que gusta a los críticos y espanta a la audiencia. La que es tildada de obra maestra o de bodrio en el que no pasa nada. Lo que sí pasa es que Bruno Dumont, conocido por Hadewijch y Flandres, dirige muy bien, más allá del ritmo que haya decidido imprimirle a esta, su última obra. Un hombre y su perro duermen a la intemperie en un paisaje rural. Cada tanto una joven le entrega comida, lo invita a su casa, cuida de él. Juntos miran el horizonte, rezan, planean una muerte, construyen un milagro, se atraen y repelen. De ella sabemos algo, de él no sabemos nada. Pocas películas logran que la naturaleza sea un personaje más; casi ninguna logra meter miedo con un par de primeros planos. Les advertimos que despuésde ver Hors Satan el rostro de su protagonista, David Dewaele, permanecerá indeleble en sus memorias por varios días más.

Hasta aquí nuestra selección. Además de las oscarizables Django desencadenado, Los miserables, Lincoln, The Master, Cloud Atlas, y Zero Dark Thirty por nombrar algunas, el 2013 se aproxima con títulos que han empezado a resonar. Ellos son: Don Jon’s Addiction (el debut como director de  Joseph Gordon-Levitt), la remake de Carrie con Julianne Moore y Chloë Grace Moretz haciendo de madre e hija respectivamente, la tercera entrega de Iron Man, Kick-Ass 2, y Man of Steel, que puede convertise en la primera película digna deSuperman en muchos años.
Será cuestión de ir al cine y ver si además de ruido, hay nueces.

×