Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Naked Cake, la vuelta a la tarta tradicional

Este estilo de torta es lo que podemos denominar un pastel desnudo porque no lleva ninguna cobertura tipo fondant, frosting, merengue, chocolate; el bizcocho está desnudo, aunque relleno de cremas y frutas, una tendencia que busca el atractivo de lo rústico.

Literalmente naked cake quiere decir tarta desnuda. Desnuda porque se muestra tal y como es, y sin ninguno de esos recubrimientos usuales que se utilizan. Es una tarta que se caracteriza por mostrar el bizcocho en dos o más pisos y de la forma más tradicional.
Llaman la atención por sus decoraciones naturales y de vivos colores que les aportan las frutas y pueden estar rellenas de crema o chocolate habitualmente.
Hay quien las hace más perfectas y bien acabadas, y quien las muestra con un desorden casual que les confiere un carácter propio irresistible.

Naked cake de chocolate y crema de queso

Ingredientes

Para los bizcochos (2 moldes de 20 cm):

310 gr harina común, 65 gr maicena, 450 gr azúcar , 210 ml café recién hecho, 210 ml agua fría, 90 gr cacao puro en polvo, 2 cucharaditas bicarbonato, 1/2 cucharadita levadura química, 3/4 cucharadita sal, 225 gr manteca punto pomada, 4 huevos L, 1 cucharada extracto de vainilla.
Para la crema de queso: 200 gr azúcar glas, 150 gr manteca punto pomada, 450 gr queso tipo philadelphia
250 gr crema para montar, 1 cucharada azúcar
Para decorar: Frutillas

Receta: Vamos a empezar porque esta receta es fácil pero hay que hacerla por partes.

1- Usaremos dos moldes de 20cm, cada bizcocho lo cortaremos en dos obteniendo al final 4 bizcochos. Por lo tanto los engrasamos bien para cuando los vayamos a usar. Untar con manteca y espolvorear harina. Lo primero que necesitamos es café recien hecho. En cuanto esté, aun caliente, le añadimos el cacao en polvo y removemos bien para que se disuelva. Ahora ponemos el agua fría. Encendemos el horno a 170ºC.

2- En un bol tamizamos la harina, la maicena, el bicarbonato, la levadura y la sal.

3- Por otro lado batimos el azúcar con la manteca que tiene que estar a temperatura ambiente. Cuando tengamos una mezcla cremosa iremos añadiendo los huevos uno a uno. Éstos a temperatura ambiente también. Ponemos la esencia de vainilla. Cuando esté todo bien integrado empezamos a añadir los ingredientes secos que teníamos apartados: harina, levadura, maicena…y el café con el agua y el cacao. Lo hacemos a tandas, una parte de secos, una parte de líquidos y así hasta acabar mezclándolo todo.

Ya tenemos nuestra masa de bizcocho de chocolate preparada. Ahora repartimos por igual la masa en los dos moldes ya engrasados y nos los llevamos al horno durante 1 hora aproximadamente. 

Dejamos que se enfríen por completo antes de desmoldarlos, éstos bizcochos son muy tiernos y se nos podrían romper.

Mientras tanto vamos a preparar la crema de queso. En primer lugar distribuimos los 250ml de crema con 1 cucharada de azúcar y la reservamos. Ahora en el bol de la amasadora ponemos la manteca, muy importante que esté a punto de pomada, con el azúcar glas. Batimos hasta conseguir una mezcla espumosa. Después añadimos la crema de queso y seguimos batiendo. Cuando esté todo bien integrado paramos, añadimos la crema y ahora con movimientos envolventes mezclamos todo bien.

Vamos por nuestros bizcochos que ya están fríos y nos preparamos para el cuerpo del Naked cake. Los vamos a desmoldar y ahora con mucho cuidado cortaremos cada uno de ellos en dos. Ponemos el primero de nuestro bizcocho sobre la base o plato donde lo vayamos a servir. Si queremos usar una manga pastelera parar rellenar nuestro Naked pondremos la crema en ella y repartiremos una buena cantidad de crema sobre la base. Después con una espátula, repartimos la crema. Ahora ponemos la siguiente capa de bizcocho y hacemos lo mismo con la crema. Así hasta acabar de armar nuestro Naked.

×