Publicidad Cerrar X
Cine y Series

Nadie nace psicópata

Promocionado el estreno oficial para Latinoamérica de la serie Bates Motel, su protagonista, Freddy Highmore, pasó por BA y habló sobre la adolescencia de uno de los más famosos asesinos del cine.

 Por Gisela Etlis


“Todos van a morir, salvo Norman”, dice en voz alta Freddie Highmore y con esa  frase describe a su personaje, el protagonista de Bates Motel. Por más fuerza que hagamos para que el adolescente se convierta en una persona de bien, sabemos que camina hacia una vida llena de muerte. Porque como en toda precuela, vemos que el dulce Norman Bates no se puede escapar de su futuro, el del asesino de la clásica Psicosis, dirigida por Alfred Hitchcock en 1960. Freddie Highmore visitó la Argentina para intentar explicarle a la prensa latina cómo pudo pasar de interpretar al angelical Charly, de Charly y la fábrica de chocolate, para convertirse en el oscuro Norman.

“En la serie conviven el Norman bueno, al que podemos apoyar y por el que tenemos esperanza, y el otro Norman peligroso, que está condicionado por su madre”, cuenta el actor inglés. La grandiosa Vera Farmiga encarna a Norma Bates, la madre de Norman (el detalle del parecido en el nombre no  es casual). Madre e hijo se mudan a un pueblo llamado Wite Pine Bay para hacerse cargo de un hotel en medio de la ruta. La idea es comenzar una nueva vida, luego de la muerte del padre de Norman, que se ve en el primer capítulo y deja al espectador con la sospecha de que fue su esposa quien lo mató.

“En la primer temporada sabemos qué pasa entre Norman y su padre y, a partir de eso, cambia totalmente la forma en que vemos la relación entre él y su madre”, adelanta Highmore en un español casi perfecto. Norman Bates mira a su madre con un amor incondicional que provoca ternura en los televidentes, pero a medida que van pasando las miradas, podemos percibir un juego perverso que nos deja con ganas de saber hasta dónde llegará ese amor maternal.

Sobre esta relación, Freddie concluye que “es el público quien tiene que decir si ve algo raro o si sólo es una madre que intenta hacer lo mejor para su hijo y un hijo al que le cuesta un poco tener su propia vida”. A diferencia de Psicosis, la serie de Carton Cuse -productor de Lost- se ?situa en el presente, a pesar de que la familia Bates usa ropa sesentosa, look que sumado a la casa antigua donde funciona el hotel, logra que se los vea a Norman y su madre, por lo menos, raros.

El futuro asesino va a la escuela, conoce chicas e intenta llevar una vida como la de cualquier otro adolescente, mientras que su madre lo arrastra por un sendero de sangre, pese a que por momentos se siente culpable. En el primer capítulo rebalsa la tensión y se abren caminos que deberán ser mantenidos a lo largo de los diez episodios de la primera temporada.

Bates Motel se podrá ver por Universal Channel, a partir del lunes 8 de julio, a las 22 horas, y como dice Highmore, el espectador es quien decidirá si cuando mira a Norman Bates, verá a un ingenuo chico que tuvo una vida difícil, o a un psicópata que terminará con la vida de los demás, por simple placer.

×