Publicidad Bajar al sitio
Zoom Restós

Mott

Un clásico palermitano que renueva permanentemente su carta y, al mismo tiempo, mantiene los favoritos de los clientes habituales.

Por Melina Barrera
Fotos: Facundo Manoukian

Sobrevivir a las modas culinarias porteñas habla bien de un restaurante; sobrevivir a las modas palermitanas, más aún. En especial, si el espacio gastronómico se ubica en una de las principales arterias del barrio, rodeado de las marcas y diseñadores del momento que atraen multitudes de seguidores, fieles y aspiracionales. Sobre la concurrida calle El Salvador, la fachada vidriada de Mott invita de la mañana a la noche con diferentes propuestas para un público que va en distinto plan según la hora. Por las mañanas, varias opciones de desayunos; los mediodías, sandwiches y ensaladas de batalla -ricos y suculentos- con algunas sugerencias a la carta y platos del día; por la tarde, happy hour en una barra bien provista de bebidas del mundo; y de noche, una carta de autor o menú maridado con la firma de María Lancio, chef y artífice de todo lo que sale de la cocina de lunes a lunes, a toda hora. Mientras saca del horno su segundo libro, Mapa de la cocina argentina -un recorrido gastronómico por el país con recetas rescatadas desde su infancia hasta la actualidad-, María renueva la carta de Mott, que cambia con las estaciones cuidando la calidad y frescura de los productos del mercado. Con la primavera entonces llegó la brusqueta de pollo y verdeo para el mediodía, a la que le quedan geniales los brotes de remolacha y la mayonesa casera con base de queso. Para la noche, una mortadela con pistachos dorados con azúcar negra y aceto muy original, ceviche de pescado blanco y langostinos y carpaccio de lomo con pimentón del Norte, entre las novedades. María busca siempre innovar, si la dejan. Es que los clientes le reclaman los clásicos que por nada del mundo pueden faltar en la carta. Por ejemplo las ribs, que aquí se acompañan con batatas crispi, chucrut y chutney, o la ensalada de calabazas gratinadas y verdes, un hit. Sí pudo la chef modificar su Morocho de chocolate, y lo convirtió ahora en Dos volcanes, uno de chocolate y otro de dulce de leche con helado de pomelo casero, como casi todo en Mott. Precio promedio por persona con copa de vino: mediodía, $110; noche, $200.

DATOS UTILES

Dirección: El Salvador 4685, Palermo
Teléfono: 4833-4306
Horario: todos los días, de 9 al cierre. Sábados y domingos brunch de 10 a 13,30.
Chef: María Lancio
Plato Best Buy: Bife de chorizo con salsa criolla, chimichurri y ensalada servida en pan de campo ($135).

×