Publicidad Bajar al sitio
General

Moda argentina ¿Nac&Pop o cipaya?

Entre el diseño regional y las tendencias globales, una polémica con mucho charme.

BAFWEEK Buenos Aires anticipó las colecciones de primavera-verano y puso sobre el tapete la discusión sobre el lugar que ocupa la Argentina en el escenario de la moda mundial. ¿Marcamos tendencia? ¿Somos un semillero aspiracional? ¿Tenemos los recursos para convertirnos en una vidriera internacional? Organizadores, formadores y diseñadores nos dan su visión, sin medias puntadas.

Encontrá la nota completa en nuestro número de septiembre.

EDITORIAL. De Moda
Por Javier Rombouts

La moda, como hecho cultural, como signo de su tiempo, tampoco pudo hacerle frente a la fragmentación que se inició en el mundo allá por las últimas décadas del siglo pasado. Ese enorme big bang que se llamó o se determinó -con mayor o menor exactitud- posmodernismo, derrumbó todo discurso lineal y cerrado para volverlo fragmentos, escombros del muro de Berlín subastados en eBay. Desde entonces, como ocurre con cualquier otro espacio estético o cultural, se puede afirmar sin ponerse colorado que la moda -en este caso, pero el sustantivo es a gusto de consumidor- ha muerto. O, al menos, han muerto sus parámetros históricos, su manera prolija de contar la historia, su paradigma.

Ahora lo que queda tiene diferentes caras: las improntas regionales -que buscan escapar del mainstream hasta que se vuelven ellas mismas mainstream- y los mandatos globalizadores. Estos últimos no son, ni quieren ser, el nuevo tipo de discurso lineal, no se postulan como el nuevo orden cerrado sino que se manejan por espasmos, golpes comerciales, estrategias de márketing, el sube y baja enloquecido de los índices Dow Jones.

Por eso, en varios casos, el recorte de la moda -o de la música, o del cine, o de lo que ustedes quieran- se vuelve una decisión personal, que no contempla -justamente- ninguna tendencia. Y cada persona frente al espejo es un diseñador de vestuario, de lo que se pretende comunicar con ese vestuario, del recorte del discurso que elige para ese día.

Este mes, este tsunami de ideas, de posturas y de conceptos llega a Bacanal. Y llega necesariamente después del BAFWEEK. Y llega, no tan necesariamente, después del mes de agosto que más llovió por estas tierras, después del paro de subtes más largo de la historia. Y está bien que sea así. Después de todo, todos los discursos están fragmentados. Incluido este.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Además, en este número:

+ El regreso del hijo pródigo: entrevista con Miguel Angel Solá
+ Buenos Aires bajo el agua,

+
Gastronomía: comer en el barrio

… y mucho más!

×