Publicidad Bajar al sitio
General

Meditación masiva: conciencia compartida con otros

Buscar la unión y conexión perfecta con los demás, existe.

Comúnmente se cree que la meditación es una experiencia privada.

Cuando meditás balanceás tu energía física, emocional y mental. Se logra la calma conectándose con lo más profundo del ser, con los secretos del mundo interno. Sin embargo, al mismo tiempo que tenes la mirada enfocada hacia el interior, se irradia hacia el exterior una vibración propia de nuestros cuerpos que llena el ambiente: se es parte de un todo mayor. En la meditación grupal, se forma parte de una conciencia compartida con otros.

En los últimos años, en nuestro país, la adhesión a un grupo grande de meditación trasciende lo meramente racional, empezó a engrandecerse generándose grupos que comparten la misma sensación y ganas de vivir este tipo de experiencia.

El domingo 9 abril, en el polideportivo del barrio “El Remanso” (km 73 de la ruta nacional 8 partido de exaltación de la Cruz), se reunieron 50 personas a las 10.30 de la mañana, en un día lluvioso, de oscuridad con ganas de iluminarse por ejercicios de unión y conexión: una perfecta combinación donde la meditación masiva encontró un espacio donde poder manifestarse.

Según Susana jauregui, organizadora del evento comunicado a través de redes sociales, una meditación de masas implica “unir los opuestos que hay en cada uno de nosotros, amigarnos con las contradicciones. Yin y yang unidos“. Ademas agrega que el evento es gratuito y no se requiere experiencia previa.

La meditación grupal trae como beneficio extra que cada uno de sus miembros, con el correr del tiempo, logra mayor discernimiento sobre sus propios asuntos y sobre la interrelación con los demás miembros.

Susana, opinó sobre los resultados de la mágica experiencia: “La energía es hermosa, hicimos ejercicios para enraizarnos bien, meditamos en silencio media hora en la búsqueda de unir el camino entre cielo y tierra y nosotros que estamos en el medio. Propuse un abrazo colectivo el cual produjo una verdadera felicidad sin motivo especial y un estado de satisfacción absoluta“.

×