Publicidad Bajar al sitio
Gastronomía

Master Chef

Sin fecha confirmada aún, se presentó MasterChef, la versión argentina del reality show donde todo gira en torno a los fuegos.

Cinco largas mesadas con hornos, sartenes, cucharas y ollas. En el estudio de MasterChef hay el suficiente lugar para que demuestren su creatividad, talento, precisión y fortaleza de carácter en la cocina 16 de las más de 5 mil personas que se presentaron al casting. Amas de casa, abogados, maestras, arquitectos o remiseros, los protagonistas del nuevo reality de Telefé se han ganado la vida de diferentes maneras pero jamás cocinaron a cambio de dinero. Esa es la condición que propone el nuevo proyecto: ningún participante es un chef profesional.

Recetas de la abuela, creaciones caseras, iniciativa y sobre todo, pasión. Sin fecha confirmada, a partir de abril se podrá ver a los cocineros amateurs competir en la cocina, atravesando diferentes pruebas y desafíos.

“La estética del plato es importante a la hora de juzgar y el gusto, por supuesto, pero a la vista, uno ya se da cuenta”, aseguró el francés Christophe Krywonis, quien se encargó de la selección de los participantes de MasterChef y continuará como jurado en el programa. En la presentación de la versión argentina del reality, Krywonis admitió que se sorprendió con algunos platos aunque, por lo general, “cualquier cocinero amateur suele utilizar ingredientes grasos a la hora de improvisar”.

Germán Martitegui, reconocido chef nacional, se sumo al jurado del show creado en los ’90 por el inglés Franc Roddam y que desde 2005, es furor en el Reino Unido y en mas de los 150 países en los que se emite, sin contar las 40 adaptaciones alrededor del mundo.

“A diferencia de otras versiones, en la Argentina los que participan no son profesionales, entonces la mayoría viene con un background familiar. Hemos tenido a judíos que hacen un plato exquisito y como tiene una historia, nos emociona muchísimo. Pero sí somos muy estrictos con todo lo que tiene que ver con la higiene. Lo demás, es creatividad”, explicó Martitegui.


El tercer integrante del jurado que convertirá al más talentoso en un chef profesional y dueño de una suma de 250 mil pesos, es Donato De Santis, quien conoce desde hace tiempo al público argentino. Al trío gastronómico se le suma Mariano Peluffo,
ya experimentado en el mundo de los realitys,. El conductor se encargó de explicarle a la prensa que los competidores deberán armar sus platos con los ingredientes que encontrarán en una despensa, y sólo tendrán dos minutos para seleccionarlos de acuerdo a la prueba que deberán que pasar.

Replicar un plato francés o cocinar para un casamiento de 200 personas son algunos de los desafíos que deberán enfrentar los 16 elegidos. Tensión, emoción, aromas y sabores que pondrán a estos soñadores a un paso de convertir su pasión en profesión. Además del dinero, el ganador accederá a una beca de estudios y podrá publicar su libro de recetas.

×