Publicidad Bajar al sitio
Entrevistas

Más bueno que Lassie

Diego Torres vuelve al cine después de ocho años con la película Extraños en la noche y reafirma su fama de buen tipo.

Texto: Gabriela Radice
Fotos: Alejandra López
Producción: Lulú Milton

Ahí está el artista.  A una mirada de distancia, como los extraños en la noche. Ahí está el artista.  Sereno, franco, abierto, feliz, conectado, disfrutando. Simple, Diego Torres, el que acaba de abrir el 2012 cantando en el Central Park, el que llena teatros y teatros con sus conciertos y es uno de los solistas más reconocidos en Latinoamérica, el que cantó alguna vez ante el papa Juan Pablo II; ese Diego Torres sigue siendo el mismo chico que más de 20 años atrás se divertía haciendo, un poco en broma, reseñas de telenovelas en una radio de rock. ¿Pose? No, ni un poco. Transpira buen tipo. Y la esencia le gana y se manifiesta. Será por eso quizá que el universo lo premia una y otra vez dejándolo tocar los cielos con sus manos.

Diego Torres quería hacer cine otra vez. Y acá está cumpliendo. Ocho años después de su última película, vuelve porque lo necesitaba. Y lo hace con Extraños en la noche, película de Alejandro Montiel, en la que encabeza el elenco junto a Julieta Zylberberg.

Para leer la nota completa, hacer click aquí

Diego Torres.

×