Publicidad Cerrar X
General

Los desafíos del vino

Después de la década de oro, llegó el momento de crecer. Claves para no dormirse en los laureles.

Venimos de una gran décadada del vino argentino, con alta calidad, una exportación creciente, consumidores renovados y un objetivo que une a toda la industria: lograr convertirnos en una potencia vínica mundial, evitando los caprichos de la moda y de la coyuntura. Ahora, es necesario dar un nuevo salto. Mirar estos años pasados para planificar el futuro. Lejos de dormirse en los laureles, este es el momento exacto para analizar los grandes desafíos que plantea el mundo del vino, enfrentarlos y seguir nuestro camino ascendente.

Encontrá la nota completa en el número de julio.

EDITORIAL. La era de la madurez.
Por Javier Rombouts

Dejar la adolescencia, crecer, es indefectible. Sólo se trata de tiempo, de abandonarse frente al tiempo que cumple con su recorrido inexorable. Ahí, en ese punto de comenzar a perder los paraísos para adentrarse en la jungla del mundo adulto, se encuentra el vino argentino. Ahí, en ese kilómetro donde cambia el paisaje, se encuentra. Eso supone nuevas responsabilidades y nuevos desafíos. El sitio de confort en el que se encontraba está a punto de caducar y ya no es posible esgrimir falta de experiencia a la hora del error.

De algún modo, la banda de Dante Spinetta y Emmanuel Houviller, Illya Kuryaki & The Valderramas, se encuentra en la misma encrucijada: ya fueron banda adolescente, ya fueron solistas jóvenes. Ahora, con el regreso de IKV, se encuentran fuera del confort que les ofrecían otros tiempos y otros ámbitos. Los IKV editaron Chances, un disco que los muestra adultos, con un ego menos marcado en cada uno de ellos, con una mayor capacidad para trabajar en conjunto.

Pero el desafío de enfrentar el propio ego no sólo es una cuestión de músicos. El vino argentino también debería comenzar a pensar en el ego como uno de los condicionantes más difíciles de vencer. El ego de los bodegueros y el de los enólogos, el ego de los periodistas que escriben sobre vino y el ego del márketing que lo comunica. Ese es uno de los desafíos más serios que se presentan en el horizonte: no creérsela, no imaginar que diez años de gran expansión suponen una gran victoria. No suponer que, ahora que el consumidor entendió que el Malbec existe, ya está todo dicho y hecho.

Los IKV comprendieron que con el pasado no alcanza. Entendieron que no era cuestión de juntarse para reciclar viejos hits, que el público es voluble y cambiante. Por eso, más allá de sus logros anteriores, trabajaron como si este disco fuera el que daba comienzo a su carrera.

El vino argentino bien puede tomar nota de esto. Para que los desafíos por venir lo encuentren fuerte y decidido a la hora de las futuras decisiones. Ahora, en la que ya logró el pasaporte al mundo de los adultos.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Además, en este número:

+ Entrevistamos a Dante Spinetta y Emmanuel Houviller, el regreso con gloria de IKV.
+ Tragos: 
¿qué bebemos los argentinos?
+ Ricardo Piglia
y la literatura en tiempos de Facebook.

… y mucho más!

×