Publicidad Bajar al sitio
Territorios

Lima, la ciudad de los balconcitos pintorescos

Heredados de la época colonial española, los hermosos balcones limeños le regalaron a la ciudad el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Muchas ciudades del mundo suelen destacarse por algún elemento en particular. Londres se embellece con las tradicionales cabinas telefónicas de color rojo, Venecia por sus canales y sus construcciones color pastel y Roma por el carácter antiguo e histórico de cada edificación. Lima, la capital de Perú, por su parte, se reconoce por su gran número de balcones pintorescos, que adornan las casas desde lo alto y que le dieron a la ciudad el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los balcones limeños provienen de la influencia árabe que llegó al territorio a través de España en los tiempos de la colonia. Así, representando pequeñas “ciudades en el cielo”, estos jugaban un papel importante en la vida cotidiana del pueblo y hoy constituyen un patrimonio arquitectónico de herencia española en América. Según el historiador Antonio San Cristóbal, existen dos períodos en la construcción de estos balcones. El primer período, entre el siglo XVI y XVII, se caracterizó por la construcción de balcones llanos abiertos y galerías abiertas y alargadas por toda la fachada de la calle. El segundo período, a partir del siglo XVII, contaba con la creación de balcones cerrados de cajón.

Tal es la importancia de los balcones de Lima que Wikipedia dedicó un capítulo entero a estos. Y es que representan la idiosincrasia limeña y constituyen gran parte de su belleza histórica y arquitectónica. En 1996, el Ayuntamiento de Lima promovió un programa, dentro del Plan de Recuperación del Centro Histórico de Lima, para recuperar y devolver a su estado original estos valiosos componentes de la escena urbana. En él, se invitaba a instituciones públicas y privadas a “adoptar” un balcón, asumiendo la inversión que significaba su restauración.

Los balcones en Lima presentan distintos estilos y tamaños. Los hay, por ejemplo, abiertos o cerrados (llamados “de cajón); de estilo barroco o neoclásico, rasos o sobresalidos. Acá los invitamos a un viaje colonial en fotos por la bella capital peruana:

balcones2balcones7 balcones5 balconesbalcones4balcones8 balcones9

 

×