Publicidad Bajar al sitio
Cine y Series

Leyenda beatnik

A más de un año de su estreno en Estados Unidos, se estrenó en nuestro país la adaptación cinematográfica de En el camino.

Por Sandra Martínez

En noviembre de 2012 festejábamos el octavo aniversario de Bacanal con una nota de tapa que hacía referencia a On The Road y, entre otras cosas, hablábamos de la adaptación cinematográfica de la obra más famosa de Jack Kerouac, que por aquel entonces acababa de estrenarse en Estados Unidos. Por esas cosas de la distribución local, la película recién llega a los cines esta semana, en un jueves con estrenos de perfil bajo.

El director detrás de En el camino es el brasilero Walter Salles, que ya tenía en su curriculum esa excelente road movie que es Diarios de Motocicleta, donde contó las peripecias de un joven Che Guevara y su amigo Alberto Granado en un viaje por Lationamérica que marcaría para siempre al héroe de la revolución cubana. Con esa buena experiencia en su haber, se embarcó en la adaptación de un libro al que nadie se había animado todavía. Lo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que la novela tiene un argumento vago, su fuerte son los ambientes, las sensaciones y la propia escritura de Kerouac.

Sal Paradise es el alter ego de Jack Kerouac, un escritor principiante que se involucra en una amistad a primera vista con Dean Moriarty, inspirado en Neal Cassady, otro de los íconos de la generación Beat. La dupla emprenderá un viaje a lo largo del país acompañados por MaryLou, la esposa adolescente de Cassady (llamada en la realidad LouAnne Henderson) y conocerán una colorida serie de visionarios y espíritus libres, además de beber copiosas cantidades de alcohol, tener sexo y consumir drogas, todo parte de su camino de auto descubrimiento. Con dos actores poco conocidos en los roles protagónicos, la película tiene en cambio un elenco de estrellas como Kristen Stewart, Amy Adams, Elisath Moss, Kristen Dunst, Viggo Mortensen y Steve Buscemi en personajes secundarios. La fotografía y la banda de sonido son otros dos puntos a destacar.

Salles eligió ampliar On The Road con otras fuentes, como el manuscrito famoso rollo de papel original tipeado por Kerouac, donde figuran muchas escenas que luego fueron eliminadas en la edición de 1957, las cartas de Neal Cassady y Allen Ginsberg, grabaciones de LuAnne y la versión de la historia de Carolyn Cassadi narrada en su propio libro, Off The Road. Con estas nuevas piezas, el director y el guionista, José Rivera, construyeron una narrativa menos emocional y más lineal, pero lo que pierde en sensaciones lo gana en desarrollo de los personajes, mostrando un retrato renovado de la generación beatnik.

×