Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

La tendencia brunch

Tostadas, panqueques, croissants y quesadillas combinadas con jugo de naranja y café. ¡La fusión de desayuno y almuerzo resulta un universo de experimentos riquísimos! Conocé algunos de ellos.

El término Brunch se refiere a la fusión de las dos comidas más ricas del día: el desayuno y el almuerzo (breakfast + lunch). Esta comida se lleva a cabo en ese horario confuso – a  las 10 u 11 de la mañana –  en el que morimos de hambre pero no sabemos si desayunar o esperar un poco más para comer una buena milanesa con papas fritas. En ese caso, este invento es la solución. 

No hay una sola fórmula para un buen Brunch; depende de los gustos de cada uno y las preferencias ese mismo día. Se suelen combinar aliementos del desayuno – café, yogur con cereales, tostadas, medialunas, panqueques – con otros del almuerzo como sándwiches, jugos, bruschettas o huevos revueltos. Alimentos salados y alimentos dulces. Sin embargo, hay total libertad para elegir y combinar lo que más te guste, eso es lo más divertido de esta fusión.

Lo importante es que el Brunch, al representar las dos comidas más importantes del día, contenga alimentos con muchos nutrientes necesarios para empezar el día con energía. Por eso, siempre es bueno acompañalo con un jugo de fruta o un plato de frutas, un lácteo y algunos cereales. El huevo es muy utilizado también. 

Les compartimos algunas opciones, ideas y recetas para que la próxima vez que se despierten a las 11 de la mañana no duden en probar esta nueva alternativa.

BEBIDAS

La bebida casi siempre depende del clima. Y también de la inclinación que se le quiere dar al Brunch: más desayuno o más almuerzo. En invierno el clima frío invita a optar por un café, un té o un chocolate caliente. El veranito es más óptimo para jugos y licuados. Sin embargo, no hay una regla para esto. Hay quienes no pueden empezar el día sin su café, haga la temperatura que haga, y están los que necesitan cargar energías y refrescarse con jugos y bebidas más frescas.

 OPCIONES DULCES

Todo desayuno necesita de un toque dulce. ¿Por qué no agregarle este toque también al almuerzo? Muchos Brunchs incluyen alimentos como panqueques, medialunas, tostadas francesas, yogur con granola… Nuevamente, las elecciones dependen de lo que más te apetezca en el día. ¡Y combinar dulce-salado puede quedar riquísimo también!

1. Tostadas francesas

Ingredientes (4 unidades):

  1. 4 huevos
  2. 2/3 taza de leche
  3. 1/4 taza de harina
  4. 1/4 taza de azúcar 
  5. 1/4 cdita. de sal
  6. 3/4 cdita. de canela
  7. 1 cda. de vainilla
  8. 8 rodajas de pan
  9. Azúcar impalpable
  10. Frutillas, frambuesas, aránsanos o banana (opcional)

Preparación:

Precalentar una sartén a fuego medio enmantecada. Agregar todos los ingredientes (menos el pan, el azúcar impalpable y las frutas) a un bowl de boca muy ancha y mezclar bien para combinar. Bañar los pedazos de pan en la mezcla, cubriendo ambos lados y colocar en la sartén. Cocinar durante unos pocos minutos o segundos a ambos lados hasta que estén dorados. Retirar, espolvorear con azúcar impalpable y agregar las frutas que más te gusten. Servir calentitas. 

2. Panqueques americanos

Ingredientes:

  1. 2 tazas de harina
  2. 1 1/2 taza de leche
  3. 2 cdas. de manteca derretida
  4. 1/4 cda. de sal
  5. 2 huevos
  6. 1 chorrito de esencia de vainilla
  7. 1 banana cortada en rodajas
  8. canela en polvo

Preparación:

Precalentar una sartén enmantecada de boca chica a fuego medio. En un bowl mezclar el harina, la leche, la manteca, la sal, los huevos y la esencia de vainilla. Volcar un poco de la mezcla en la sartén, formando un círculo grueso. Procurar que no se esparza y se vuelva una masa finita. Dejar unos pocos minutos y voltear para que se cocine del otro lado y en el centro. Cuando se retira, agregarle las rodajas de banana encima y espolvorear canela en polvo. Comer calientes. También se pueden servir con frutos rojos y bañar con salsas varias. 

3. Medialunas y croissants

Todos conocemos las medialunas, son parte del clásico desayuno argentino: cafecito y dos de manteca. Pero si uno se pone creativo puede sacar resultados mucho más originales y ricos que la clásica medialuna. Se las puede rellenar con jamón y queso, con chocolate o incluso hacerla sándwich; con palta, huevo, queso y tomate. ¡A probar!

4. Yogur con granola y frutos

Es la opción más light y queda excelente con un jugo o un café. Puede elegirse un yogur natural o saborizado (de frutilla o vainilla), la granola que más les guste (si tiene almendras, nueces, avena y pasas mucho mejor) y un par de frutas. También se puede cambiar el yogur por leche tanto entera, descremada o leche de soja o almendras.

OPCIONES SALADAS

Puede sonar raro desayunar un huevo frito con espinacas, un sándwich completo o unas quesadillas. Pero te aseguro que si son las 11 de la mañana y sabés que ese es tu almuerzo vas a comerlo sin dudar. ¡Y lo vas a disfrutar muchísimo! 

1. Quesadillas 

Las fajitas son una moda y se las elije porque son fáciles, rápidas y rinden mucho. Lo mejor de todo es su versatilidad: se las puede llenar con lo que sea y siempre (o casi siempre) van a quedar ricas. Te sacan del apuro y pueden usarse como entrada o como plato principal. Acá les pasamos unas muy simples – de palta, tomate y cebollas – pero los más osados, ¡se pueden animar a más!

Las rapiditas Bimbo del supermercado son muy chiquitas, pero se pueden conseguir más grandes en dietéticas y panaderías para poder manipularlas mejor y hacer comidas más originales.

Ingredientes:

  1. 1 palta
  2. 1 tomate  cortado en pedacitos
  3. 1 cebolla de verdeo rebanada
  4. Especias a elección (curry, paprika, comino, ajo en polvo)
  5. 2 fajitas o tortilla grande

Procedimiento:

Aplastar la palta con un tenedor y esparcirlo en una de las mitades de la fajita. Espolvorear con las especias que eligieron. Agregar encima el tomate y la cebolla de verseo. Doblar por la mitad y colocarla en una sartén a fuego medio hasta que ambos lados estén calentitos. Cortarla a la mitad y hacer lo mismo con la segunda tortilla.

2. Sándwiches

No hace falta decir que el sándwich es la comida más libre de todas. Hay infinidades de panes – bagel, flauta, francés, pebete – que se pueden combinar con infinidades de ingredientes: queso, jamón, salame, palta, huevo, tomate, lechuga, cebolla…. Los sándwiches son riquísimos en cualquier momento del día porque siempre sacian y, si los preparás con los ingredientes que más te gustan, ¡no vas a poder parar! Para el Brunch, los panes más dulces son una buena elección proque quedan bien combinados con el café y algún alimento dulce. Y los tostados salen como piña.

3. Tostadas

Un infaltable de los desayunos: las tostadas del pan que más te guste. Pan blanco, pan integral, con semillas, de campo, casero, lactal. ¿Y los untables? Queso crema, manteca, mermelada de LO QUE SEA (las caseras, mmm….) o incluso dulce de leche. Las tostadas son un must de los Brunch porque van con todo: café, jugo, yogur con granola y hasta las quesadillas. ¡Son lo más!


×