Publicidad Bajar al sitio
Wine News

La mirada de los otros

A pocos días del certámen Argentina Wine Awards, cómo nos ven y qué nos piden los grandes referentes de los mercados mundiales.

Por Alejandro Iglesias (enviado especial)
Fotos: Gentileza WofA

Terminó hace unos pocos días: del 17 al 21 de febrero tuvo lugar la edición 2014 del Argentina Wine Awards (AWA), el certamen organizado por Wines of Argentina que cada año pone a la industria local bajo la lupa de algunos de los más influyentes críticos y periodistas del mundo. No es un concurso más: tener a un jurado compuesto por referentes de Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Malasia, Hong Kong, Singapur, Brasil, Chile, Suecia y China, catando vinos y dando charlas y exposiciones, permite empaparse en apenas 4 días de las distintas miradas -ideológicas y de mercado- que circulan hoy en el mundo del vino. Todo esto convirtió al AWA en el gran disparador anual de temas de actualidad para bodegueros y enólogos. Viajamos a Mendoza para sacar nuestras propias conclusiones y éstos son los temas que destacamos.

La hora de los blancos
Si fuese posible contar las veces que se mencionó al Torrontés durante el seminario, posiblemente el número final sería mayor al de las veces que se habló del Malbec. Está claro que nuestra cepa blanca emblemática fue protagonista, con características que la hacen ideal en un momento del mercado en el que los vinos novedosos y con identidad son tendencia global. La principal ventaja que se destacó del Torrontés es su argentinidad y muchos incitaron a los productores a sacar partido de ello, para posicionar mejor la marca país, mayormente en los países asiáticos donde los blancos van muy bien con las gastronomías típicas de la región.

Invertir en educación
Éste fue un factor común de todos los expositores: Argentina debe continuar con las tareas de promoción de sus vino incluso en los mercados donde ya se ha consolidado. Según afirmaron, los vinos locales en el mundo son mucho menos conocidos de lo que muchas veces imaginamos por acá. Por su lado, los asiáticos están convencidos que la puerta de acceso son los sommeliers, que en aquel rincón del planeta se cuentan de a millares y han logrado penetrar en la mente de los consumidores. En el Lejano Oriente, aún son muy pocos los enófilos que conocen de vinos argentinos, y considerar que la imagen se hace sola es un error fatal.
En los mercados maduros, como Brasil, Canadá o Estados Unidos, se debe amplificar el mensaje e ir mas allá del Malbec para dar lugar a los vinos de corte, el Torrontés, el Cabernet Sauvignon y la vedette del certamen, el Cabernet Franc. Incluso parece haber espacio para abrir el juego a la diversidad de orígenes del vino argentino, aunque este tema despertó, una vez más, polémica.

Argentina Wine AwardsVinos con identidad
Vinos anónimos, productos del marketing o etiquetas nacidas en salas de directorio fueron algunas de las expresiones utilizadas por el panel para dejar en claro que el mundo del vino está en busca de autenticidad. De nada sirve seguir una receta si ésto complota contra la identidad y el origen de un vino, sobretodo en aquellos mercados donde es fácil encontrar etiquetas de cualquier rincón del planeta. “Queremos vinos que nazcan de la confianza, vinos buenos y legítimos y no los que se copian”, sentenció Bruce Schoenfeld de Travel+Leisure. Es en este sentido que muchos destacaron al Torrontés, si bien por suerte en las catas quedó claro que buena parte de los vinos presentados dan hoy cuenta de su origen.

Indicación de origen
Desde hace unos años, la industria local inició un estudio profundo sobre las regiones y los terruños, dando pie a etiquetas cada vez más específicas en cuanto al origen. Sin embargo, esta tendencia creciente dividió las aguas en distintos miembros del jurado. Los representantes del norte continental aseguraron que los consumidores por aquella región esperan conocer de Argentina mas allá de la mención Mendoza-Malbec, y no sólo hicieron referencia a otras provincias sino también a ciertos microterruños específicos, entre los que el Valle de Uco y sus divisiones fueron el pedido más recurrente (junto con Patagonia). Sin embargo, para los brasileros, aún no es hora de hacer esta apuesta; según ellos, falta recorrer un largo camino antes de poner el foco en el origen. Lo mismo pasa en Asia, pero multiplicado por diez: el escaso conocimiento que hay allí de nuestros vinos hace imposible pensar en hablar todavía de regiones. Esto podría dar a entender que para cada mercado hay que pensar una estrategia distinta, pero incluso en lugares más conocidos hubo discrepancias. La más sorpresiva fue, para muchos, la del británico Steven Spurrier, de la revista Decanter, al asegurar que “hablar de regiones tan especificas puede confundir a los consumidores” de su país.

Redes sociales
La influencia de las redes sociales sobre los mercados es inmensa, y todos los expositores coincidieron en que éste es un tema a reforzar. Para Colu Henry de BonAppetit.com, “Instagram es una gran herramienta para promover y compartir experiencias, es aspiracional y eso genera curiosidad en los consumidores”. En cuanto a la más utilizadas, Patricio Tapia (de Descorchados) sumó que “Twitter es la radio mientras que Facebook es la televisión”, marcando de manera bien gráfica la diferencia del alcance de cada una de las redes.

A esto se debe sumar la complejidad que revisten las redes sociales en China, un país que cuenta con sus propias marcas y grupos, que se suman a la barrera cultural e idiomática. Respecto a este tema, Nicholas Siu de Hong Kong sugirió invertir en comunicadores locales para interactuar en las redes sociales asiáticas ya que además de ser muy utilizadas muestran un enorme potencial en las ventas on-line, dos canales que van de la mano.

Argentina Wine AwardsGastronomía y vinos
Es obvio, pero siempre es bueno recordarlo: la gastronomía (asociada al vino) es la herramienta básica de penetración en los mercados. En cuanto a los estilos, Schoenfeld insistió con la búsqueda de vinos mas frescos y ligeros, que se comporten mejor en la mesa que los vinos empalagosos estilo Napa Valley. Incluso Suzana Barelli, de la revista brasilera Menú, comentó que “sabemos bien que elaboran grandes vinos para las carnes, pero eso se debe comunicar aún más, así como que tienen vinos para otras especialidades gastronómicas”.
Una frase que sería muy recordada en este aspecto fue la del malayo Edwin Soon: “Me excita el Torrontés, en Asia todos quieren saber qué platos son ideales con cada vino y, en este sentido, esta cepa tiene para nosotros mucho potencial”.

Invertir en los restaurantes
La mayoría de los expositores dejaron en evidencia que la presencia del vino argentino en el mundo se concentra en supermercados y tiendas especializadas, con poca participación en el mercado de imagen, es decir, los restaurantes. Así, tanto la consultora canadiense DJ Kearney como el sommelier sueco Andreas Larsson reclamaron más desarrollo del canal on trade. Según ellos, este déficit de participación en el negocio de la gastronomía juega en contra de las aspiraciones de los bodegueros argentinos por ubicar en un lugar de privilegio a sus etiquetas.
Larsson ejemplificó su postura con un dato: en muchos restaurantes de sus país los vinos argentinos se ofrecen como opciones de la casa, sin figurar siquiera en la carta de vinos, una situación fácil de revertir con comunicación y promoción.

Ante todo calidad
En varias ocasiones, la palabra calidad fue puesta sobre la mesa dejando en claro que no puede ser variable de ajuste. Una vez más, por suerte, las muestras presentadas lograron cubrir las expectativas. Voces importantes como las de Jorge Lucki y Steven Spurrier dieron cuenta del equilibrio y armonía de los vinos degustados durante las rondas del certamen, e incluso hicieron mención a la polémica del alcohol en nuestros vinos dejando en claro que la clave no es el grado sino el balance. Y ese balance, en este 2014, fue muy positivo. Queda mucho por hacer; pero este AWA demostró que el camino iniciado es el correcto.

×