Publicidad Bajar al sitio
Bares y Tragos

La bodeguita del medio

De la Habana a Buenos Aires, uno de los bares más emblemáticos de América.

Por Ernesto Oldenburg
Fotos: Facundo Manoukian

El bar emblemático de La Habana Vieja ya tiene su sucursal oficial en Buenos Aires. Abrió en mayo de 2013 sobre la calle Arguibel, en el barrio de Las Cañitas. Como su par cubana (pero 63 años después), lo hizo a mitad de cuadra, de ahí su nombre original. Es en verdad, la décima en el mundo: se la puede encontrar en ciudades tan exóticas y distantes como Kiev, Beirut, Sidney, Praga y Macedonia; o matar la sed de los típicos Mojitos en México, donde conviven otras cinco réplicas repartidas entre el DF, Guadalajara, Puerto Vallarta, Playa del Carmen y Monterrey.

Entrar a la nuestra supone sumergirse en aquel mítico establecimiento caribeño, entre bohemio y turístico, que cautiva a viajeros y locales por igual. Exactamente lo que le sucedió a un pequeño grupo de amigos porteños cuando recalaron por allí. Les llamó la atención que la mayoría de los extranjeros que suelen visitarlo fuesen compatriotas. Y Mojito va, Mojito viene, nació la idea de abrirlo acá.

Cañitas Social Club

Tuvieron la suerte de encontrar el local perfecto en un atractivo distrito gastronómico. Lo decoraron con las pautas que impone la marca original y todo el esmero y la pasión argenta. Tiene tantos recodos y recovecos como se pueda imaginar. Recibe con mesitas afuera, en patio adoquinado, cobijado por enredaderas. Tras la puerta principal está la barra, el corazón de la casa, vigilada por las dos banderas que la Revolución unió.

Apadrinados por la Embajada de Cuba, el 90% de los empleados son oriundos de la Isla, desde la cocina hasta el salón. Oírlos acrecienta la sensación de estar de vacaciones. Con el menú sucede lo mismo, enfocado en sabores que remiten directamente a la cocina caribeña.

La carta de tragos también se inspira en el ron y las frutas tropicales. Más allá de los cócteles clásicos, manda el Ron Havana Club, especialmente en el apartado de Daiquirs y Mojitos. El listado exhibe primeras marcas de aperitivos y espumantes para otros brindis, más convencionales.

Pero lo ideal es hacerle caso a Ernest Hemingway y replicar su dicho etílico, frase eternamente acuñada en la memoria de las barras que se precien: “Mi Mojito en la Bodeguita, mi Daiquiri en El Floridita”, y combinarlo con amigos y un Cachumbambé, la tabla que rinde de picada para varios, y trae mariquitas, bombitas de pescado, papitas rellenas, tostones de plátano frito rellenos, pan con puerco y masas de puerco fritas al mojo. Con salsa picante y menos de dos billetes de cien, es motivo de festejo. Sobretodo si se lo encuentra tocando en vivo a Ibrahim Ferrer Jr., el hijo del sensible sonero cubano, que junto a Buena Vista Social Club, cautivaron al planeta entero. Hoy entre nosotros, como la Bodeguita.

Datos útiles
Reservas 4778-0255
Dirección Andrés Arguibel 2851, entre Arce y Báez.

Las Cañitas, Buenos Aires.
Horario de martes a domingos de 11 a 4.

×