Publicidad Cerrar X
General

Invasión Pop Art

El arte pop está en todas partes. Muestras, discos, libros películas, y también en los envases de cereales, el diseño y el lenguaje emoji. Bienvenidos al mundo pop.

Muestras de arte pop invaden el mundo. Inglaterra, Estados Unidos y Argentina, los tres países donde surgió y desembarcó este movimiento, hoy vuelven a albergarlo. Cuba recibe a Andy Warhol por primera vez, y la “Menesunda” de Marta Minujín cumple 50 años y regresa, intacta, para festejarlo. La revolución artística nunca se acaba.

Desde la Tate Gallery de Londrés, pasando por las pantallas del Time Square en Nueva York y una muestra a nivel internacional en el Walker Center, entrando por primera vez a Cuba, y sin perder el tiempo en Argentina, el Pop Art, nuevamente se hace presente, para no olvidar sus orígenes, traer nuevas propuesta, y fijar los pies en el futuro.

Muestras y más muestras, donde este movimiento, ya hoy convertido en un estilo, sigue floreciendo y brotando. Desde las galerías internacionales o nacionales, hasta la alacena de la cocina. El Pop Art está en todos lados.

Leé la nota completa en nuestra edición de julio.

EDITORIAL. Mundo Pop 

Una de las frases más conocidas de Andy Warhol dice: “Un artista es alguien que produce cosas que la gente no necesita tener pero que él, por alguna razón, piensa que sería una buena idea darles”. Sabiéndolo o no (es fácil inclinarse por la primera opción, remember la lata de sopa Campbell) Warhol estaba anunciando esta sociedad de consumo. Abundata: esta feroz sociedad de consumo, donde innumerables objetos que no necesitamos deben ser nuestro antes del próximos comercial o en el siguiente click. La frase de Warhol es de los 60/70 pero tiene una actualidad apabullante. Al punto que es fácil atribuírsela a cualquier CEO de multinacional con intereses y objetos a la venta multitarget. Y esto también es pop art.

Bien puede ser la concepción de esta idea unos de los motivos por los que el pop art -ese modo de ver el mundo, de pintarlo pero también de establecerlo como el otro- nunca se fue y, en este nuevo siglo, se volvió omnipresente. Desde el packaging de cualquier producto que pretenda tener un buen volumen de ventas, pasando por la estética del cine pochoclero y de casi todos los programas de televisión, hasta los accesorios “para lookear” esos objetos poco pop (las skins para los teléfonos, los maquillajes shocking para las caras humanas, por caso), el pop art gobierna y establece sus reglas. De otro modo: nos establece las reglas y todos vivimos alegremente en este universo pop. O, en palabras de Roy Lichtenstein: “El pop art no transforma. Constituye, simplemente”.

Porque, a esta altura queda más que claro: el pop art excede y en mucho a las obras llamadas de pop art. Es más que las muchas muestras y performances que andan por ahí. Más que un estilo o un look. Es un estilo de sociedad. Incluso, una manera de gobernar.

Este mes Bacanal busca las raíces del arte pop y las trae a esta actualidad. De algún modo, lo desenmascara. De algún modo, lo festeja. De algún modo, lo critica ferozmente. Lo que se dice, pop art.

Javier Rombouts

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Además, en este número:

+ Entrevista con Salma Hayek
+ Neutralidad de la red
, la nueva batalla de internet

+ Moda: modelos mayores de 60.
… y mucho más!


×