Publicidad Bajar al sitio
Conocer

Instalan dispensadores de literatura en las calles francesas

Es una medida original y gratuita para incentivar los hábitos de lectura en los tiempos de espera.

Las calles de Grenoble, la ciudad francesa capital de los Alpes, se vieron inundadas de cultura con esta nueva medida que se implementó para incentivar los hábitos de lectura: dispensadores de literatura. La propuesta fue impulsada por el alcalde de la ciudad, Eric Piolle -del partido ecologista-, y la start-up local Short edition.

¿Cómo funcionan? Los dispensadores permiten a sus habitantes indicar con cuánto tiempo libre cuentan y en función de esto les regalan un texto literario que podrían leer en esos minutos. El dispensador se instala en espacios públicos, como parques, pero también en lugares en los que las personas tienen que esperar y a veces no saben qué hacer con su tiempo, como las dependencias públicas en las que se realizan trámites. El servicio es totalmente gratis y cuenta con historias para leer en uno, tres o cinco minutos. El papel, que viene en formato de recibo es además reciclable.

Grenoble es una ciudad que posee altos índices de criminalidad. Esta medida pretende que la ciudad se conozca por su alto nivel cultural y no por la delincuencia. La iniciativa pretende también disuadir el hábito de mirar el teléfono móvil permanentemente.

Los creadores del proyecto ya han sido contactados para implementar la idea en otras ciudades. 

×