Publicidad Bajar al sitio
Gastronomía

Gastronomía para todos

Tecnópolis es el escenario de Raíz, el evento que celebra nuestras tradiciones culinarias con una mirada federal.

Por Sandra Martínez

¿Cuántos huevos se necesitan para preparar un omelette gigante? 150.000 según la receta que esta tarde inauguró oficialmente el festival gastronómico Raíz, que continúa en Tecnópolis hasta el domingo 20 de octubre. El gran omelette, para el que también se utilizaron 100 kilos de jamón, es representativo del evento en muchos sentidos. Uno, la federalidad: los encargados de cocinarlo fueron los integrantes de la Cofradía Mundial del Omelette de la localidad de Pigüé y, como ellos, también están presentes los representantes de numerosas festividades gastronómicas de todo el país, como las fiestas nacionales del chivito, el dulce de leche o la vendimia. Otro, la inclusividad: el omellete lo disfrutaron los 5.000 alumnos que se encontraban recorriendo el predio educativo. Por último, la grandiosidad: todo en Raíz parece tener grandes proporciones, desde el mercado con 150 productores de distintas regiones de la Argentina y los más de 50 puestos de restaurantes hasta las 40 horas de actividades y charlas para toda la familia.

La contra es que, con tanto para recorrer –incluyendo, por supuesto, las demás atracciones del parque temático dedicado a la tecnología y la cultura- el paseo puede resultar algo cansador. Como guía para no perderse entre tantas propuestas, te contamos cuáles fueron los mejores platos que probamos durante la primera jornada de Raíz.

Coixinha de pollo de Boteco do Brasil ($8). Excelente para empezar, es una especie de croqueta frita realizada con una masa de harina y leche y relleno de pollo bien condimentado.

Pancho de Cochon ($15). En el stand armado por tres de los miembros del grupo de cocineros GAJO – Hernán Gipponi, Yago Márquez y Juan Pedro Rastellino – hay que pedir este pancho gourmet, con cebolla caramelizada, mostaza casera y  una lluvia de panceta en polvo. Espectacular.

Knishe de papa de La Crespo ($15). El plato tradicional judío, en una versión tan buena como los caseros.

Curry Puff de Phuket ($20). Esta empanada thai de pollo, cilantro y curry es otra buena opción de entrada, sabrosa y contundente.

Papas a la huancaína de AGAPERU ($20). Otro best value de la feria, preparado por el restaurante Primavera Trujillana en representación de esta asociación gastronómica que busca difundir los valores de la cocina peruana en nuestro país.

Milanesa de surubí de Museo Evita ($30). El cocinero Ramiro Solís eligió un pescado de rio de su tierra natal, Misiones, para presentarlo durante la feria en diversas preparaciones. Nos quedamos con el sándwich de milanesa por su originalidad.

Pasta crocante en Kensho ($30). Este plato quizás no resulta tan llamativo a la vista, pero les aseguramos que hay que probarlo. Se trata de una ricota de almendras con espinaca, envuelta en un paquetito de masa philo, sobre una salsa pomodoro casera. Original y deliciosa, además es apta para veganos.

Goulash de Club Austria ($30). Si el fin de semana está fresco, esta será una gran opción como plato principal. Es un estofado de carne acompañado con Spätzle, una mini pasta típica de la cocina húngara.

Roll de bondiola con pickles, repollo, quinoa, porotos y ananá en tortilla de trigo de Aipim ($35). Hay que aprovechar cualquier oportunidad de probar las delicias de este restaurante nómade con influencias latinoamericanas. El roll tiene una de las mejores relaciones precio-calidad de la feria.

Sandwich de Brisket de El Tejano ($35). Si vas en busca de un sándwich de carne, dejá la bondiolita clásica y animate a probar esta recomendación. “Brisket” es el nombre para la tapa de asado en Estados Unidos y el Tejano la prepara con mano maestra, además de elaborar salsas caseras para acompañar sus carnes estilo barbacoa.

Crepes de Nutella en Un, dos, tres… crepes ($20). Un postre que no necesita descripción ni justificativo.

Algunos datos extra

A la hora de comprar la bebida, en el patio cervecero, que es el primer sector del recorrido, se puede tomar un vaso de la cerveza marplatense Antares ($20 el vaso chico, $30 el grande) o de la cervecería Santa Fe, que además se vende en vasos de vidrio del clásico tamaño santafesino, el liso ($15). Allí también se encuentra el stand del bar Duarte, donde se puede pedir un Nestor Kollins ($30) trago con whisky, Punt e Mes y soda inspirado en el clásico Tom Collins, con un guiño simpático para la locación de la feria.

Los que prefieran bebidas sin alcohol deben acercarse al stand de Natural Deli: tanto el jugo de naranja y maracuyá como la limonada con miel son excelentes ($20). El Tejano, por su parte, sirve un iced tea (té helado) dulzón, con el estilo sureño norteamericano.

Tecnópolis es muy grande y la feria está diseminada por distintos sectores. Para no perderse ningún stand, lo mejor es chequear en el mapa mientras se va avanzando en el recorrido.

Si el día está lindo, lo mejor es llevar lentes de sol, sombrero o protector solar: la mayor parte de la feria es al aire libre y hay pocos espacios con sombra.

Del 17 al 20 de octubre de 2013 en Tecnópolis.
Desde las 12:00 hasta las 23:00 hs.
Entrada libre y gratuita.

 

×