Bares y Tragos

Fernet

Además de una famosa bebida, Fernet es un reconocido bistró anclado en los Bajos de San Isidro.

Por Ernesto Oldenburg
Foto: Facundo Manoukian

Además de una famosa bebida que hicimos propia -como la Bols-, Fernet es un reconocido bistró anclado en los Bajos de San Isidro, que remite a lo mejor de la movida pos Cañitas, allá por mediados de los noctámbulos 90’s. Un boliche que abrió con el acertado look New York-francolatino, marca registrada de Willy Jacob (Novecento), y supo cargar con el peso que su etílico nombre le impone. Como tantos otros locales de su estirpe, tuvo sus épocas. Pero hoy renace del mejor modo posible: de la mano de Esteban Iglesias, alguien para quien la coctelería es mucho más que una religión, porque es un sentimiento que incluye -además del vasto universo de bebidas espirituosas- la gastronomía en su máxima expresión. Allí, en la cocina, se inició con Emilio Trotta cocinando en el emblemático Luna Caprese. Pero fue en España donde Iglesias encontró la veta profesional y creativa de la coctelería, donde hoy descolla.

Hora feliz

Luego de una larga temporada al frente de la barra de su vecino John-John, Iglesias se hizo cargo de Fernet. “Puse toda la carne al asador”, confiesa este lúcido mixólogo de bajo perfil y alta estampa rockabilly, autor de grandes cócteles propios, los que denomina con números romanos, evitando los nombres estrambóticos, porque la esencia está en el sabor. Iglesias mezcla tranquilo al lado de Ana, su novia, porque en los fuegos está Trotta, preparando pinchos clásicos -tortilla española, bruschettas con alcauciles o con morcilla vasca, entre otros-. Porque Fernet, además de un bar, es un restaurante.

Pero ¡acodáos a la barra! Alláí verán todos los implementos de un verdadero bartender: botellas únicas, tubos de ensayo con ingredientes exóticos para decorar y terminar los tragos, goteros con esencias, y una multitud de detalles. Allí Iglesias puede verter el trago más casual (un Fernet Tonic, o una cerveza de la casa Doble Equis, $22) o cualquier brebaje puro o mezclado de sus botellas elegidas: desde un Bourbon Blanton’s Etiqueta Verde hasta un Chartreuse Amarillo; desde una vodka Cristal Head con forma de calavera -no chilles-, hasta un gin Mahoma de la Isla Menoría, o su clásico Beefeater macerado con quinotos; desde un Tequila Gran Centenario Rosangel (infusionado con flor de Jamaica) hasta un Highland Park destilado en 1998, o un Zacapa 23 años. Porque los mejores bares seguirán existiendo gracias a los mejores bartenders. Y de fondo -por suerte- nada de Bossa Nova. El ritmo del funk marca el pulso de la noche, que en Fernet no decae. Nunca.

Datos útiles
Dirección: La Salle 441, San Isidro
Teléfono: 15-5476-1246
Horario: lunes a sábado desde las 19:30
Precio: $$