Publicidad Bajar al sitio
Foodie

Feria Masticar día 1: Una primera vuelta

Estuvimos en la primera jornada de la Feria Masticar 2017, recorriendo el predio, mirando las ofertas gastronómicas y probando los platos más tentadores. En esta primera nota, les compartimos un primer pantallazo del evento de 4 días más importante de la gastronomía argentina.

A las 14:00 hs. en punto se estaban abriendo las puertas del predio El Dorrego (en Zapiola y Matienzo, Palermo) para dar entrada a las dos cuadras de cola que esperaban con ansias la apertura de la sexta edición de la Feria Masticar. Apenas cruzás los molinetes, te entregan un diario con toda la información del evento y un gran mapa para que te ubiques en el predio que es mucho más grande que años pasados.

Lo primero que hay que hacer: dirigirse a las boleterías – que tienen un cartel que dice “Venta de Billetes” – y comprar los billetes Masticar. No se maneja efectivo en los puestos de la feria, por ende, todo se paga con esos papeles. El mínimo es $250 y se puede pagar tanto en efectivo como con tarjeta, haciendo filas diferentes que están señalizadas.

IMG_2472

Y lo siguiente, ¡recorrer! Es tan grande el lugar y tan variadas las opciones (hay más de 40 puestos de comidas y bebidas y más de 150 platos para elegir) que al principio puede abrumar. Por eso está bueno dar una primera vuelta por el predio (lo que hicimos nosotros) y ver los menús de los distintos food trucks y puestos, que están todas a la vista en pizarrones o carteles. Hay platos típicos argentinos, muchas opciones extranjeras, platos vegetarianos, veganos y celíacos. Hay opciones de almuerzo/cena y opciones de postre o té. Hay ofertas para golosos y otras diferentes y livianas para los más saludables. Hay opciones fast food y otras mucho más gourmet. ¡Y ninguna sobrepasa los $100! Ese es uno de los grandes puntos a favor: se pueden probar platos de restaurantes de renombre a precios muy accesibles.

Los puestos gastronómicos están dispersos por los diferentes sectores de la feria, pero divididos en tres grandes categorías:

  1. Puestos restó [se identifican con el color verde agua]: La Panadería de Pablo (de Pablo Massey), Möoi (de Jessica Lekerman), Yeite ( de Pamela Villar), Nucha, Maru Botana y varias opciones más.
  2. Puestos de brasas [se encuentran en el centro del predio, cerca de la entrada y del escenario]: ahí entran El Pobre Luis, Alo’s, Don Julio, Ahumados Milberg, 1893 y Dolli-Guido-Narda-Tegui.
  3. Food Trucks [como bien dice su nombre, son los restos que se presentan en forma de food truck]: entre ellos está el de Los Petersen (uno de los más codiciados del evento), I Latina (con todos los platos 100% gluten-free), Pizza Truck Paradiso (de Donato de Santis), Los Infernales, Cassis (comida del sur), La Cabrera (con su famoso “choribondi”), entre varios otros.

Mechados entre ellos, encontramos puestos del bar de vino (por CAVE – en Centro Argentino de Vinos y Espirituosas), donde los sommeliers asesoran y orientan al público sobre las variadas etiquetas que trajeron a la feria. Vimos muchas personas con copas de vidrio caminando por la feria y pensamos, ¿cómo hicieron para llevárselas? La metodología es la misma que ediciones anteriores: los clientes alquilan la copa (dejan una seña) que se devuelve cuando ellos devuelvan la copa.

Los 3 platos de Los Infernales: tamal de maíz orgánico; choripán de mollejas, almendras y hongos; Vauquita casera de dulce de leche.

Los 3 platos de Los Infernales: tamal de maíz orgánico; choripán de mollejas, almendras y hongos; Vauquita casera de dulce de leche.

Y, como no puede faltar en el evento más importante de las gastronomía argentina, hay un patio cervecero donde el beer truck destacado es el de Patagonia quien incluso armó su propio “espacio-bosque” para que los clientes disfruten de un ambiente acogedor mientras toman su patagonia bien, bien fría.

El primer día lo dedicamos a una primera recorrida. Fuimos por los puestos leyendo los platos que cada uno ofrece (nos tentamos con decenas de ellos) y probando los que más nos llamaron la atención “a primera vista”. ¡Pero todavía falta muchísimo más! Y todo se lo vamos a estar mostrando en los próximos 3 días: el gran, gran mercado (“corazón de la feria”, como ellos lo llaman); las clases que se dictan en el escenario y en el taller de oficios (se van a dar 58 talleres en todo el evento) y, por supuesto, vamos a ir entrando más profundamente en los food trucks más tentadores.

Por ahora, les dejamos los elegidos de esta primera jornada de Masticar 2017.

MASTICAR

El menú de iLatina es 100% apto para celíacos. El plato de la foto: taco de maíz.

MASTICAR 2

El food truck de Los Petersen fue furor, con una gran fila para probar sus 3 platos: churro de papa y eneldo con ensalada de langostinos marplatenses; hamburguesa danesa (foto) y helado soft de Nutella, dulce de leche y un poco de batata.

MASTICAR 3

Las opciones de Möoi, el restaurante natural de Jessica Lekerman. Khachapuri de kale y espinaca con queso y huevo en masa de semillas y brotes; húmedo de chocolate con matcha.

IMG_2522

Opción 3: cuadrados de salmón crocante en té verde, cedrón y lemon grass con vegetales de estación sobre hummus de remolacha.

MASTICAR 4

Bruschetta de Pablo Massey con vegetales escabechados.

MASTICAR 5

Yeite, de Pamela Villar, tiene 3 opciones a puro dulce de leche. Las dos de la foto: cheesecake de dulce de leche con Casancrem, merengue y crumble de coco; Volcán de dulce de leche con crema y garrapiñadas.

MASTICAR 6

Dos puestos de brasas: el clásico “choribondi” de La Cabrera y el camión de Don Julio.

 

×