Publicidad Cerrar X
Zoom Restós

Farang

Camote Langer soprende en el nuevo reducto imperdible para los amantes del pescado y los platos étnicos.

Por Cecilia Boullosa
Foto: Juan Carlos Casas

Aquellos que gustan de los pescados y de los platos étnicos deberían agendar este lugar. La nueva apuesta del chef y sushiman Camote Langer (ex Dominga y Soul Café, entre otros antecedentes) sorprende por su fresquísimo producto y por sus preparaciones simples y originales, servidas en pequeñas porciones, que van cambiando casi a diario. Acompañado en la cocina por Hernán Simesen de Bielke, Langer decidió liberarse de la estructura entrada-principal-postre e invita a probar un poco de mucho: “A la manera de los bares de tapas”, dice. Para dar una vuelta completa a la carta conviene empezar con algún ceviche -el bloody Mary ceviche con 2 gotitas de vodka, jugo de tomates asados, apio, angostura y limón es uno de los hits- o con una tabla combinada del sushi bar, donde suelen haber apetecibles atunes rojos, salmones, lenguados, chernias y pulpos españoles. En el segundo round podrían entrar, si están disponibles, el chancho carnita con ensalada de maíz (tiernísimo), la morcilla sin piel con huevo tempura, el risotto crocante, los fishcakes (herencia de Dominga) o los langostinos con salsa béarnaise. ¿Precios? Rondan los $60 por plato. Como la carta rota tanto, es bueno estar atento a la recomendación del día. Hace unas semanas, por ejemplo, tenían unos “beef nigiri sushi”, preparados con carne vacuna como si fuera un Tataki, con los bordes quemados. Con capacidad para apenas 36 comensales, Farang está ubicado en un local chico y algo incómodo, con mesas muy pegadas entre sí. No es un opción para hacer largas sobremesas ni tampoco para ir de a más de 4 personas. Es más bien para hacer una parada rápida, probar algo rico y seguir camino. Un toco y me voy.

Cerviño 3812, Palermo.
4802-2789
Martes a domingos, de 18.30 al cierre
Solo efectivo. Tarjetas en breve.
Facebook/Farang

×