Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Falafels caseros, al mejor estilo oriental

Invitá a tus amigos y deleitalos con una plato exótico y muy gustoso.

Gracias al boom de restaurantes orientales que fueron llegando a nuestro país, empezamos a ampliar el horizonte gastronómico y a descubrir nuevos platos súper gustosos. Entre ellos se encuentra el falafel: una croqueta de garbanzos oriunda de algún lugar del subcontinente indio, que se suele servir dentro de pan de pita y acompañado de salsa de tahini, de yogur o hummus.

Les compartimos la receta para que preparen falafels caseros y deleiten a sus invitados con una cena al mejor estilo oriental.

INGREDIENTES (6-8 porciones):

  • 2 tazas de cebolla bien picada
  • 6 dientes de ajo
  • 2 tazas de garbanzos cocidos y drenados
  • 1 taza de hojas de perejil
  • 1 taza de hojas de cilantro
  • 1 cdita. de sal
  • 1/4 cdita. de polvo chili
  • 2 cditas. de comino
  • 2 cditas. de polvo para hornear
  • 1/2 taza de harina 0000 o de avena (para hacerlos aptos para celíacos)
  • Aceite vegetal para saltear
  • Pan de pita para servir

Para la salsa tahini:

  • 1 1/4 tazas de yogur sin sabor
  • 1/4 taza de tahini
  • 2 cdas. de jugo de limón

PREPARACIÓN:

Procesar la cebolla y los dientes de ajo hasta que estén bien, bien picados. Dejar a un lado. Luego, procesar los garbanzos, el perejil, el cilantro, la sal, el polvo chili y el comino hasta que estén bien mezclados pero no hechos puré. Agregar la mezcla de cebolla y ajo, el polvo para hornear y la harina y procesar hasta que la mezcla empiece a tomar la forma de una pelota y no esté pegajosa. En caso de que ocurra lo último, ir agregando harina muy de a poco. Transferir la mezcla a un bowl, cubrir con papel film y refrigerar una hora.

Mientras la mezcla se esté enfriando, preparar la salsa tahini mezclando los 3 ingredientes. Sazonar con sal y pimienta y cubrirlo colocándo la salsa en la heladera.

Una vez que la mezcla de los falafels esté fría, usar una cuchara de helado para tomar pelotitas (3 cdas. por pelota) y preparar una sartén a fuego medio con una gran cantidad de aceite vegetal. Dejar que se caliente unos 3 minutos e ir agregando los falafels de a uno, dorándolos de cada lado durante 3 minutos. Asegurarse de que se cocine por completo.

Transferir el falafel a un plato con papel de cocina y sazonar inmediatamente con sal. Repetir lo mismo con todos. Una vez listos y enfriados, colocarlos dentro de medio pan de pita abierto a la mitad y rociarlos con la salsa tahini.

 

×