Publicidad Bajar al sitio
Estilo

Estilo escandinavo: claves para darle onda e iluminar tu casa

La inspiración nórdica da brillo, ligereza, líneas simples, tonos beige y neutros que son claves para ambientar un espacio.

Un rincón escandinavo puede aportar orden, pulcritud, minimallismo y mucha armonía a tu hogar.
Funcionalidad y liviandad son las claves de este diseño inteligente. También conocido como estilo nórdico, se caracteriza por combinar muebles de madera con laqueados, habitualmente blancos.

Sin duda la gran protagonista es la luz, dispone de grandes ventanales por los cuales penetra la luz, y con ella, otorgar a la vivienda de gran luminosidad y sensación de amplitud. Agregá una lámpara de pie para tener la opción de un clima más cálido e íntimo. Podés optar por diseños que terminan en esfera, pero también se ven mucho los de brazo articulado, ideales para rincones de lectura y también como lámparas de mesa (en escritorios, mesas de luz y más).

El blanco es la base de su decoración e inclusive los muebles con algún toque en madera, así como color en los textiles y en las flores, las cuales añaden como decoración en las estancias, todo esto ayuda a hacerla más cálida.

Las lámparas colgantes en forma de semiesfera o grandes esferas quedan muy bien, y si son transparentes, mejor, para que la luz llegue a todos los rincones. Las de madera también funcionan y las pantallas que giran entre los tonos blancos y neutros quedan perfectas. Combina muy bien en cuartos con paredes blancas y  los cuadros grandes son los responsables de aportar color.


Para agregar calidez se puede incorporar textiles, cortinados, tapices y mantas.
La geometría de este estilo se basa en las líneas rectas, bien nítidas, que llenan toda el ambiente.

×